Publicidad

La importancia de invertir en un software de gestión empresarial

Actualmente sólo un tercio de las empresas españolas tienen un software de gestión empresarial implantado.

En los tiempos que vivimos, la tecnología es la gran aliada para conseguir un rendimiento óptimo en cualquier empresa. Entre todas las herramientas que se pueden utilizar para mejorar el rendimiento de una empresa están los softwares de gestión empresarial. 

 

Estos softwares son imprescindibles para cualquier negocio que tenga previsión de crecer a largo plazo, al contrario de lo que muchas personas creen, este tipo de software no debe contratarse porque la empresa en cuestión esté empezando a crecer, más bien debe implantarse desde los inicios para conseguir gracias al software una expansión mayor así como una mejor organización y toma de decisiones. Actualmente existen empresas que te ayudan a organizar mejor tu producción mediante la implantación de software potentes, un claro ejemplo es el software ERP. 

 

El software ERP consiste esencialmente en un sistema de planificación de recursos empresariales dentro del cual estará toda la información que se va generando en la empresa. Esta información puede abarcar todos los datos que se especifiquen en los módulos, siendo estos desde datos de manufacturación de recursos humanos, datos de finanzas, datos de logística o compras de materiales, absolutamente todo lo que esté sucediendo dentro de la empresa quedará registrado dentro de la arquitectura del software ERP, además se podrán visualizar en tiempo real mediante informes completos de todo el panorama de la empresa. 

Razones para invertir en un software de gestión empresarial

Con la descripción del funcionamiento de un software ERP es fácil hacerse una idea de la importancia de tener implementado uno en cualquier empresa, no obstante es necesario que queden claras todas las ventajas que aportará este tipo de sistemas al funcionamiento habitual de un negocio determinado. 

 

Uno de los principales motivos por los que se debe tener un software del tipo ERP es por la importante mejora que se notará en el proceso de toma de decisiones. Esto es debido a la unificación de toda la información que va captando el sistema en tiempo real, la cual se almacena en una única base de datos, evitando tener que recoger datos de distintos puntos de captación, perdiendo tiempo y en el peor de los casos información valiosa.  De esta forma, al tener acceso a todos los datos de forma instantánea, la toma de decisiones así como la planificación de futuros escenarios será mucho más realista y fácil, pudiendo incluso anticiparse a situaciones de riesgo que puedan tener lugar en un punto determinado de la cadena de fabricación o del proceso en cuestión. 

Otro punto fuerte de estos software ERP es la posibilidad de personalizarlo prácticamente al completo, puede parecer algo sin importancia pero hay que tener presente que cada empresa tiene unas especificaciones determinadas y necesita captar información determinada de una forma concreta, de esta forma al implantar un sistema ERP se puede decidir qué módulos son los que mejor se adaptarán al funcionamiento habitual del negocio, obviamente dejando la posibilidad de poder cambiar algún módulo en un futuro o bien ampliar los ya existentes. 

 

Siguiendo con las mejoras que aportan estos sistemas hay que destacar la automatización de tareas, estos sistemas son capaces de automatizar una gran parte de las tareas repetitivas, evitando que aparezcan los errores realizados por el personal al realizar tareas repetitivas, las cuales realizan de forma automática muchas veces sin prestar la atención que se merece. 

 

Otro factor que se verá afectado son los costes, en este caso de una forma positiva. Gracias al aumento de la eficiencia de los procesos y de la toma de decisiones que tendrán lugar en la cadena de producción, los costes deberían verse disminuidos de forma considerable a causa de una mejor optimización del proceso, dando productos o servicios más rentables manteniendo los estándares de calidad habituales de la empresa. 

 

Como se puede apreciar, implantar un software de gestión empresarial a un negocio es de vital importancia para conseguir un crecimiento óptimo, evitando tomar decisiones erróneas que impliquen pérdidas para la empresa. Estos softwares han tenido un impacto muy positivo en todos los negocios que se han lanzado a probarlo, dejando constancia de la importancia de su uso, ejemplos de casos de éxito son empresas como Jofel, Incom, TCI cutting o incluso Industrias Yuk. 

Publicidad