Publicidad

El coronavirus de Wuhan también amenaza a la economía internacional

Aunque pueda parecer una frivolidad hablar de cómo una emergencia sanitaria puede afectar a la economía, no debemos olvidar que unas finanzas fuertes son la base de nuestro bienestar, que sustentan un sistema sanitario solvente, y que es precisamente el poderío económico chino uno de los factores que ha permitido poner bajo control la incipiente epidemia.

Caen las bolsas en medio de la incertidumbre

El dinero es extremadamente sensible y la última semana de enero no ha sido buena para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Y es que es precisamente el miedo uno de los factores que más negativamente afecta a las finanzas, y si algo nos está brindando la nueva enfermedad en cantidades industriales es miedo.

Y si hablamos del mercado de intercambio de divisas, o Forex, las noticias para nuestra moneda no son mucho mejores, ya que si el 17 de enero eran necesarios 18,6624 pesos para adquirir un dólar, el 31 de enero se necesitaban 18,845 pesos por cada dólar. Aunque también cabe mencionar que en las dos semanas que median entre una fecha y otra ha habido oscilaciones alcistas y bajistas (el 27 de enero se cambiaban 18,915 pesos por un dólar, y dos días después ese mismo dólar costaba 18,699 pesos).

Saber moverse en medio de la incertidumbre

Aunque un peso mexicano más débil con respecto al dólar suele beneficiar a los exportadores y perjudicar a los importadores, para el que practica trading de Forex no es más que un dato más a tener en cuenta, ya que si el peso pierde posiciones será momento de abrir operaciones en corto, que dan beneficios cuando el activo financiero baja en su cotización, y si el peso sube, será el momento de abrir posiciones en largo, que generan beneficio cuando el activo sube.

Todo afecta a las finanzas, como hemos dicho anteriormente el dinero es muy delicado, ya sea una guerra comercial, una guerra convencional, la amenaza de una nueva epidemia o la apertura de una giga factoría de Tesla. Toda noticia es susceptible de afectar a la cotización de las monedas y por lo tanto es fundamental para el trader mantenerse al día en cuanto a la actualidad se refiere, ya que puede ser tan relevante lo que diga Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, como lo que diga Tedros Adhanom, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Operar en momentos de incertidumbre no es para traders inexpertos, ya que los riesgos para nuestro capital son mucho mayores en estos momentos y quizá sea mejor centrarse en invertir en instrumentos financieros menos volátiles o valores refugio, como el oro.

En cualquier caso, siempre que hagamos trading es muy importante entender muy bien el funcionamiento de las operativas, que implican apalancamiento, y los riesgos para nuestro capital, contar con una muy buena preparación con cuentas demo y recursos de aprendizaje que nos ofrecen los propios brókeres online y páginas especializadas, además de la utilización de herramientas de control del riesgo que nos ayudarán a mantener nuestro dinero a salvo de unas pérdidas descontroladas.

El stop loss es una herramienta que nos ayuda a limitar pérdidas y que saltará automáticamente (explicaremos más abajo algunas ocasiones en que esto puede no ser así) en el momento en el que las pérdidas alcancen el nivel de precio (para pérdidas) que fijamos al abrir la operación.

El take profit, por su parte, será el punto que defina cuando recoger ganancias si hemos acertado en nuestra previsión.

Como decíamos más arriba, a veces la forma de funcionar propia del mercado puede hacer que estas herramientas no salten en el precio que habíamos fijado al no haber lugar para que nuestro stop se pare en nuestro precio por las rápidas fluctuaciones de estos; cuando los movimientos de los precios son demasiado bruscos (cuando hay una volatilidad muy alta, causada por ejemplo por reacciones de los actores de los mercados a noticias políticas o económicas), cuando la apertura de mercados se da con brechas en los precios respecto a la jornada anterior o incluso por el lag de internet entre que abrimos una posición y esta se ejecuta. Esto podría tener como consecuencia la pérdida de una cantidad de dinero mayor (mucho o poco) a la que habíamos previsto al ejecutar nuestra orden a un precio disponible peor.

Tampoco estará de más elegir en bróker que nos proteja frente a posibles saldos negativos en nuestra cuenta, ya que lo último que queremos al realizar trading de cualquier tipo es acabar endeudados, y los momentos de volatilidad pueden propiciar tanto grandes pérdidas como grandes ganancias.

Cierre de fronteras y aeropuertos vacíos

Si bien hemos visto que algunos tipos de negocios pueden seguir operando en momentos de alta volatilidad (si los traders asumen los riesgos mayores que la alta volatilidad supone para su capital) hay otros que no funcionan nada bien si la incertidumbre es alta.

Como hemos podido ver en las imágenes de los noticiarios, no es un buen momento para el turismo en China, y por qué no decirlo, tampoco lo es para el resto del mundo, ya que precisamente es la pujante clase media china la que nutre muchos destinos turísticos. Calles y comercios desiertos es la tónica general en las zonas afectadas por la cuarentena, por razones obvias.

Y ni el movimiento de mercancías y trabajadores se salva, ya que una de las últimas medidas que hemos conocido es el cierre de la frontera entre Rusia y China, al menos de manera temporal, así como la suspensión de la tramitación de visados electrónicos para ciudadanos chinos para pasos en la frontera del Lejano Oriente, a la vez que el gobierno ruso desaconseja encarecidamente a sus ciudadanos el viajar a su vecino del sur si no es absolutamente imprescindible.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *