Publicidad

Cómo será la compra de deuda del BCE

No es nuevo que en medio de la crisis de deuda existan interses y esto juegue en contra de la unión que se requiere para superar la crisis y llevar adelante las medidas, y un ejemplo es la postura del Bundesbank que está en contra de la compra de bonos del BCE.

No es que sea la postura de Alemania, pero si de la llamada ala dura y ha salido a resaltar su postura no bien Draghi terminaba sus palabras sobre el programa de compra de bonos a corto plazo de España e Italia, el principal pero que pone el Bundesbank es que cree que es mas una financiación de Gobiernos que otra cosa.

Si bien Mario Draghi dejó en claro que deben existir condicionalidades, además del alcance, y demás puntos. Además de haber comunicado los 5 mandamientos en forma de una hoja de ruta de cómo serán las compras de deuda. El nuevo programa, se llama Outright Monetary Transaction (OMT), se encargará de publicar de manera semanal el volumen de compras y también mensualmente publicarán la nacionalidad de la deuda comprada.

La Condicionalidad; ene ste caso los países sin medias tintas deberán solicitar sin vueltas la actuación del fondo de rescate; ante esto le tocaría primero al FEEF correr con la responsabilidad y en el mes de Septiembre, será el MEDE. En cuanto al nivel de intervención, y sin dudas que habrá un estricto control sobre las condiciones económicas del país.

También se llevará adelante una actuación preventiva, existiendo una línea de crédito y potenciales compras en el mercado secundario. Mientras que el FMI deberá intervenir al fijar condiciones económicas, además de llevar un estudio del real funcionamiento de los programas activos.

Algo que se esperaba es que estas intervenciones estuvieran bajo condiciones de cumplimiento de una serie de objetivos macroeconómicos. Además de llevar adelante la evaluación, como conclusión de parte del Consejo de Gobierno del BCE para saber si seguirá o no las compras.

Mientras que el Alcance de las compras serán en lo que se llama parte corta de la curva; unos vencimientos entre 1 y 3 años. Con la ventaja de que No se fijaron límites para comprar deuda. En cuanto a los Privilegios; una de las novedades es que el BCE ya no ostentará el título de acreedor privilegiado, digamos que estará a la similar altura que los demás inversores ante un impago.

En cuanto a la inflación, este es un punto casi que directo a las quejas de Alemania, ya que ante la compra de deuda podría generar un aumento de la liquidez dentro del sistema, el dinero podría llegar a reducir su valor y atraigan más inflación. Lo que dejo en claro que no será así al brindarles depósitos o en todo caso bonos a los bancos, esto permitirá retirar el dinero de la compra de bonos.

Publicidad