Publicidad

Subasta de entidades financieras españolas

Parte de la reforma del sistema financiero es la subasta de entidades financieras españolas si bien hay apuro en que se lleve adelante se pone paños fríos si no se refuerza el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), para que se de la subasta de las entidades más débiles solo se volverá a poner en marcha si se aprueban mecanismos para reforzar el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Por lo que queda en el aire las subastas de Banco de Valencia o Catalunya Caixa, que son las próximas ventas de entidades que forma el proceso de subasta de entidades de crédito que son controladas por el Estado. El último que se conoció fue la adjudicación de parte del Banco de España de CAM a Sabadell, y el de Unnim a BBVA.

Queda en la puerta de salida a subasta de La intención aparente era que acto seguido se iniciaran los trámites para subastar Banco de Valencia y son varios los interesados en el Banco de Valencia y en otra de las entidades pero hasta que no se decida sobre el FGD quedan frenados los procesos de subasta, solo si se aprueba un fondo se podrá destrabar y luego quedará el proceso de las auditorías.

Las que han salido primero y ya tienen dueño son las subastas de CAM y Unnim y es a lo que aspiran las demás entidades y el Gobierno también.

El mismo Gobierno había optado por unificar previamente en solo un organismo los anteriores tres FGD preexistentes de bancos, cajas y cooperativas, con lo que se logró frenar la caída de recursos del fondo de cajas que se llevó la intervención de CCM.

La unificación de estos tres fondos de garantía fueron aprobados por el Gobierno con lo que se unificaron los tres fondos de garantía de depósitos, de bancos, cajas de ahorro junto a las cooperativas de crédito.

Tras los procesos de subastas de CAM y Unnim, el FGD actualmente solo tiene en sus arcas 2.000 millones de euros, y de cara a las próximas subastas y proceso de saneamiento deberá recibir una inyección para ayudar a Banco de Valencia, Catalunya Caixa y Novagalicia.

Mientras entidades como Catalunya Caixa viene realizando un proceso de saneamientos lo que le permitirá llevar de mejor manera el proceso de adjudicación que espera poder concretar antes del mes de Septiembre aunque con el freno puede que deba retrasarlo. Lo mismo que la adjudicación de Banco de Valencia.

Mientras que por el lado de, Novagalicia está en plena búsqueda de candidatos es decir inversores privados que ayuden a esquivar el proceso de subasta, puede que consiga algunos sobre la marcha. Pretende que un 40% del capital quede en una serie de fondos anglosajones por lo que se podría aprobar el llamado esquema de protección de activos (EPA) para este tipo de planteos.

Podría darse que en vez de la participación del FGD y el FROB sería recurrir a la ayuda del Fondo de rescate Europeo (FEEF), algo que algunos ven con ojos desorbitados pensando solo en solicitarle ayuda a este fondo.

Imagen: carnivorasland.com

Publicidad