Publicidad
Publicidad
Publicidad

Scrip dividend

Las maneras de retribuirle al accionistas están cambiando desde hace algunos años, a través del scrip dividend es la nueva forma de pago del dividendo en acciones que permite evitar el desembolso de metálico para todos, ya que se puede optar por el efectivo, esta posibilidad la están dando Santander, BBVA, Popular y Bankinter lo que les permite no soltar unos 3.000 millones en el balance del año.

Otra de las ventajas es que les permite a las compañías que lo aplican a poder retener su pay out del 50%. El scrip dividend es el pago del dividendo mediante acciones.

Qué es el Scrip Dividend:

Esta fórmula se trata del pago del dividendo a los accionistas de la empresa pero dándoles la oportunidad de cobrar en vez de en efectivo hacerlo mediante nuevas acciones. Además le sirve a las empresas el tener que evitar reducir el pago o el dividendo mismo.

En este contexto, los bancos se han girado hacia sus accionistas de toda la vida para reforzarse. Pero en vez de demandarles dinero nuevo, les dan la opción de retribuirles con acciones. De esta manera las entidades lograr retener en su balance una parte mayor de sus beneficios y mejorar así sus ratios de capital.

En el sector bancario español uno de los primeros ha sido Banco Santander, durante el año 2009, viendo la buena aceptación y resultados no han dudado en sumarse las entidades bancarias y de las principales del sector; BBVA, Banco Popular y Bankinter cada uno la ha adaptado conforme a las particularidades de la entidad que lo quiere aplicar.

Lo que permite el scrip dividend es que cuando la empresa al obtener ganancias, sus accionistas siempre deben recibir una parte de los beneficios dependiendo de cual sea la parte de la inversión de estos en la compañía, en vez de darles dinero, la aplicación del scrip dividend ofrece que la distribución de cierta cantidad de acciones de nueva emisión puedan tener la misma ventaja que recibir efectivo.

El scrip dividend trae como una de las ventajas que no siempre se tiene en cuenta es la del retraso para el accionista el pago de impuestos al no estar percibiendo una renta del capital, lo que pasa es que se reinvierte el dinero, aunque cobrar dividendos no supone tributar de no alcanzar un mínimo de 1.500€.

Una vez que ya se pasa el límite de dicha exención, en los primeros 6.000€ si que tributan al 19%, de volver a pasar el límite el porcentaje subirá al 21%. Siendo un sistema de retribución al accionista mucho más que flexible para el accionista y hasta eficaz y ventajoso para la compañía.

También le permite al accionista- inversor tener otra elección a mano y optar por cual de las fórmulas desean que se les pague hasta si le conviene dependiendo de su periodo de la inversión, de la evolución del valor, o si no requiere de una liquidez urgente. El tener varias opciones es mejor que tener una sola o no tener ninguna.

Un ejemplo de la buena acogida es que los principales bancos Banco Santander, BBVA y Popular para 2011 ya ejecutarán hasta dos pagos en especie es decir en acciones a través del scrip dividend.

Banco Santander es alguien que puede saber de lo que le permite ahorrarse en efectivo cuando lo que no abunda en las entidades es la liquidez, ya que la mayor parte de los sus accionistas, durante el mes de Enero, Santander logro sacar de su caja unos 867 millones de euros ya que al aplicar este formato de pago evito pagar esa cuantía en efectivo.

BBVA también se ahorro en efectivo unos 537 millones de euros durante Abril de 2011.

Banco Popular se logró evitar pagar en efectivo hasta 101 millones de euros que siguieron integrando su balance con dos scrip dividends.

Bankinter logró quedarse con 13,7 millones de euros.

Lo que en conjunto de estas entidades pudieron retener ante la falta de liquidez y la próxima recapitalización de la banca no se escaparon de sus cajas un total de 3.000 millones de euros.

En el pasado Día del Inversor, los mandamas de Santander seguirá retribuyendo el scrip dividends dado su éxito.

Publicidad