Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Quiebra Nueva Rumasa?

Clesa, la empresa láctea de Nueva Rumasa, sometió ante los juzgados de lo Mercantil de Madrid una solicitud para acogerse al procedimiento de negociación de deuda de la Ley Concursal.

De esta manera, la empresa se une al grupo de las concursadas entrando en el plazo de 3 meses ampliables a cuatro que concede la Ley para lograr llegar a un acuerdo con los acreedores que le permita evitar declararse insolvente.

Tal como indicó la agencia EuropaPress sobre fuentes jurídicas, Clesa ha presentado en el día de ayer una comunicación en el registro de los juzgados para acogerse al artículo 5.3 de la Ley Concursal. El expediente estará llegando al Juzgado de lo Mercantil número 6.

Por su parte, la solicitud de preconcurso se genera al día siguiente de que la Tesorería General de la Seguridad Social advirtiera de que ya ha dado muchas oportunidades a Nueva Rumasa para regularizar su situación, y confirme su pedido de embargos preventivos de bienes propiedad de sociedades de la familia Ruiz Mateos.

Los embargos fueron basados en los impagos de la compañía de las cuotas y en el incumplimiento de los aplazamientos que le fueron concedido.

Asimismo, a esto le sumamos que el martes la sociedad inició un proceso de renegociación con el Royal Bank of Scotland, entidad con la que mantenía una deuda de 30 millones de euros, tras que ésta le efectuara una demanda por impago, donde incluía la solicitud de embargo preventivo de determinados bienes de Clesa.

Se calcula que, la deuda total del grupo Nueva Rumasa con el sector financiero sería cercana a los 250 millones de euros. Adicional a los 140 millones de euros de inversores particulares, a través de campañas publicitarias.

¿Quiebra Nueva Rumasa?

Hasta el momento no hay indicios de que sus acreedores la conduzcan a la quiebra. Por su parte, la Federación Agroalimentaria de UGT está buscando una vía jurídica para integrar los procesos que ha abierto Nueva Rumasa al amparo de la Ley Concursal.

De esta manera, garantizaría el pago de las nóminas atrasadas y que toda medida a tomar sea para el mantenimiento de la actividad y del empleo. Esto siempre debería de ser así, dado que el empleo es la fuente primera de todo trabajador para poder sobrevivir, y lo que menos quieren es perderla.

La Federación Agroalimentaria de UGT ya solicitó una reunión con el grupo Rumasa, tras que la compañía haya anunciado que diez de sus empresas más importantes han solicitado el “preconcurso” sin informar previamente a los representantes sindicales.

Nueva Rumasa, destacamos que ha solicitado el “preconcurso” de acreedores para sus siguientes empresas:

  • Clesa
  • Garvey
  • Hotasa
  • Dhul
  • Elgorriaga
  • Hibramer
  • Trapa
  • Carcesa (Apis y Fruco)
  • Quesería Menorquina
  • Rayo Vallecano

Un reto casi imposible, pero planea entrar en una “nueva etapa de reestructuración” que, según la familia Ruiz-Mateos, garantizará “su viabilidad futura y el cumplimiento de la totalidad de sus compromisos“.

Su director, como no podía ser de otra manera, menciono que su objetivo se centra en proteger los intereses de sus empleados y que cumplirá sus compromisos con los más de 5.000 inversores que han confiado en la compañía con la suscripción de pagarés o de participaciones. Tal es así que remató diciendo que: “si no pudiera satisfacer esa obligación y no tuviera fe, me pegaría un tiro“.

Recordamos para todos la última emisión de pagarés de Nueva Rumasa. Características de la emisión:

  • Mínimo inicial de 50.000 euros
  • Tipo de interés del 10% para imposiciones a un año y del 12% anual, si la inversión es a 24 meses
  • Intereses se abonarían trimestralmente.
  • Aval: Grupo Dhul y Clesa

Esperamos por más noticias para conocer el avance del Concurso de las empresas Nueva Rumasa, y esperamos que no caigan en las manos de la quiebra.

Imagen: Google

Publicidad

2 responses to “¿Quiebra Nueva Rumasa?

Comments are closed.