Publicidad

Nuevo Gobierno español

El nuevo Gobierno español del PP con Mariano Rajoy obteniendo datos históricos todavía no asume pero ya se puede adivinar las presiones y miradas que sufrirá, ya que todo nuevo gobierno levanta expectativas de diferentes sectores tras estas elecciones del 20 N.


Con el 98,  31% de los votos escrutados, el PP logra su mejor resultado histórico,  mostrando una amplia mayoría absoluta de 187 escaños, 3 escaños más que los que obtuvo  José María Aznar en 2000.

Todo esto mientras el gran perdedor PSOE ve su mayor derrota reflejada con sus 111 diputados, debajo de los 118 diputados 1977, cuando fueron las primeras elecciones democráticas de España.

El nuevo Gobierno deberá convivir con el nuevo papel que le to ca a los partidos minoritarios. Como CiU que logra consolidarse como tercera fuerza en el Congreso con los 16 escaños.

IU-ICV logra volver a tener su propio grupo a partir de elevar su representación de los anteriores 2 a los 11 diputados.

La coalición Amaiur logra 7 escaños que integra a la izquierda abertzale. Por el lado del PNV se queda con 5 diputados y Unión, Progreso y Democracia (UPyD) logró aumentar su representación a los 5 escaños.

El tener mayoría absoluta no será suficiente para despertar confianza en los mercados, solo las políticas que se apliquen y sean coincidentes con lo que piensan principalmente el FMI, la UE, Alemania y Francia en cuanto a las reformas y las medidas de ajuste aplicadas por el nuevo Gobierno.

Muchos esperan que se reduzca la prima de riesgo o por lo menos frene su escalada y los inversores que el nuevo Gobierno u a través de su mensaje al asumir el nuevo presidente refleje su compromiso de seguir la política que le dicta los mercados.

Mariano Rajoy, el recién elegido presidente tras las elecciones generales y presidenciales de España y regidor de La Moncloa deberá empezar a demostrar que lo que prometió en la campaña lo cumplirá, aunque tiene serias dificultades para poder financiarse cada vez más duras por las condiciones pero algunos analistas ya se animan a decir que le será difícil bajar la prima de riesgo tomando de ejemplo los nuevos gobiernos de Grecia e Italia que en el caso de Italia igualmente no logró reducir el dato. La diferencia es que España cambia de Gobierno por medio de elecciones aunque fueran adelantadas eso podría hacer una diferencia.

Una muestra de ello es que la prima de riesgo española está en las puertas de los 500 puntos básicos y así como urge bajar el paro cuanto antes lo más inmediato es rebajar este dato conjuntamente por ahora con el el Gobierno saliente una serie de medidas.

Desde el vamos los inversores esperan los anuncios del nuevo presidente español, ya que no perdonarán que la política se asemeje a la del Gobierno de Zapatero, en especial en los temas que influyen en la UE.

Así creen que por más nuevo que sea el presidente y despierte expectativas, el resultado de las elecciones generales en España no significará mucho cambio por ahora, lo que si debería entenderse que los números rojos son tan rojos que para que se tornen del color correcto llevará un buen tiempo, como es el bajar la tasa de paro.

Por ahora apuestan a que resulten las próximas reformas estructurales y las medidas de ajuste con lo que achicar el déficit y cumplir con lo dictado por Bruselas.

Con la mayoría absoluta el Gobierno del Partido Popular claro ganador tendrá un extenso margen que le permitiría esquivar las piedras en el camino que pudiera poner la oposición y imponer medidas sobre como reducir el déficit de sus comunidades autónomas, y poder llegar al 3% de déficit público en 2013.

La economía española todavía seguirá por largo tiempo bajo la presión de los mercados, ya que desconfían de la solvencia de España, esto hace crecer y que se dispare la prima de riesgo.

Por ahora no se maneja ni por mínimas que se deba recurrir a un rescate de España, el Gobierno actual confía en que podrá cumplir con el objetivo de déficit que pretende Bruselas y los pagos de su deuda soberana.

Cuando termine este año mostrará que ha logrado el objetivo de reducir su déficit público al 6% del PIB como ha pactado. Será menester del Gobierno resultante el mantener los buenos datos que deje el Gobierno saliente y corregir y limpiar los desastres que deja como estela de un huracán…..

Imagen: LaVozdeAsturias

Publicidad