Ley de Say

| 9 de agosto de 2012

La Ley de Say, es un principio económico que indica que no puede existir demanda sin haber oferta, hoy en medio de la crisis muchos principios que antes eran negados son aceptados y vueltos a estudiar para mejorar las inversiones o el entendimiento de la economía. Formulado por Jean-Baptiste Say, su teoría se basa en demostrar que la recesión no ocurre por fallas en la demanda o faltantes de dinero. Sino que todo lo contrario, a mayor cantidad de bienes (demandados) se produzcan, existirán más bienes (oferta).

En consecuencia de lo mencionado, el bienestar y el progreso se harán estimulando la producción y no el consumo como se creía anteriormente.

La Ley de Say se conoce como la ley de los mercados. En este caso, se propone que la oferta agregada o producción total de bienes de una economía lleva a cuestas una demanda agregada suficiente para adquirir todos esos bienes producidos.

En concreto, los ingresos que genera la venta de un producto son suficientes para la producción y adquisición de otro, y por eso nunca se puede lograr la insuficiencia de la demanda aunque dicho dinero sea para invertir o para ahorrar.

Finalmente, podemos concluir que según la Ley de Say, la oferta crea su propia demanda; y por eso se hace imposible explicar la situación de sobreproducción y/o desempleo de recursos productivos.

Expresado por el mismo Say “[...] Un producto terminado ofrece, desde ese preciso instante, un mercado a otros productos por todo el monto de su valor. En efecto, cuando un productor termina un producto, su mayor deseo es venderlo, para que el valor de dicho producto no permanezca improductivo en sus manos. Pero no está menos apresurado por deshacerse del dinero que le provee su venta, para que el valor del dinero tampoco quede improductivo. Ahora bien, no podemos deshacernos del dinero más que motivados por el deseo de comprar un producto cualquiera. Vemos entonces que el simple hecho de la formación de un producto abre, desde ese preciso instante, un mercado a otros productos”. (J.B. Say, 1803).

La ley de Say, es definida como la ley de los mercados, y ella propone que en la producción de bienes  dentro de una sociedad o sistema económico conlleva además una demanda agregada que permite comprar todos los bienes que  ofrece el mercado posibilitando relacionada con el dinero circulante.

Se trata de cuando el precio de venta del producto reporta ingresos o beneficios como para que permiten adquirir algún otro producto  lo que genera  que no existe escasez de la demanda ya que si bien los consumidores pueden ahorrar tarde o temprano tendrán que utilizar en forma de consumo o de inversión el dinero ahorrado.

Por más que lo ahorrado sea bastante, el escenario no cambiará ya que los precios llegarán a descender adaptándose en cuanto al menor flujo de ingresos, lo que no perjudicará en el mercado laboral esto también sucede cuando se da un alza de la demanda, si se diera una caída del circulante no la no habría cambios si los precios.

Fuente: Wikipedia

Tags: , , , , , ,

Categoría: Economía, Editorial, Informacion


Logo FinancialRed