Publicidad
Publicidad
Publicidad

La banca preocupada por la alta morosidad

preocupado.jpg

Si bien ya han pasado 20 días del nuevo año, no existen dudas de que finales de 2007 no ha sido un buen periodo para la banca, no en lo que respecta a mega negocios, sino a los inconvenientes diarios con sus clientes.

A la crisis hipotecaria, los problemas económicos del país, debemos agregarle los problemas que han tenido muchos consumidores, a la hora de cumplir con las entidades financieras.

Es por eso que los datos brindados por el Banco de España son para tener en cuenta, y no dejarlos a un costado como algo más. En noviembre, la tasa de morosidad de la banca creció por quinto mes consecutivo, hasta alcanzar el 0,91% del saldo crediticio total.

Y en momentos de inestabilidad, existen dos causas que explican este momento. El estancamiento en la concesión de préstamos, y la fuerte subida de los créditos dudosos, que en los últimos doce meses han crecido un 46%. Éste es el mayor ritmo de crecimiento del último lustro.

 

Las entidades opinan

Si bien desde la banca intentar poner paños fríos y no alarmar a nadie, a noviembre de 2007, 15.895 millones de la cartera crediticia del sector bancario español eran de dudoso cobro, lo que representa el 0,91% del total. Así se pasó en los últimos meses de: 0,78% en julio, 0,84 en septiembre y 0,91% en noviembre.

Las primeras presentaciones de resultados de 2007, Banesto, La Kutxa y Bankinter han confirmado esta tendencia. Sin embargo, para distender la situación, Enrique García Candelas, responsable de la red de Santander en España intentó tranquilizar afirmando que “nuestro nivel de morosidad está en mínimos históricos y además, tenemos un nivel de cobertura del 254%, algo insólito en Europa”.

Ante estas condiciones, muchas entidades financieras han endurecido sus condiciones para conceder financiación, tanto a particulares como a empresas.

Publicidad
Comments are closed.