Publicidad

Invertir en Noruega

CB032132

En una economía volátil como la que se vive, permite que algunos países pasen de ser ejemplo a ser rechazados y otros a estar en la ira como para invertir en ellos. Este es el caso de Noruega, que para algunos podría ponerse de moda para los diferentes inversores europeos conforme representa por su divisa y nivel de deuda refleja un menor riesgo de impago. Para ciertos expertos Noruega se vuelve un refugio ideal por ser el mejor crédito soberano que existe.

Uno de los datos a tener en cuenta es su superávit fiscal, este fue equivalente al 10,3% del producto interno bruto (PIB) en 2009 junto a los ingresos del petróleo y su tasa de paro más baja de Europa lo que protegieron a Noruega de las consecuencias del déficit de Grecia e Irlanda.

El superávit fiscal de Noruega seguirá en cerca del 10% del PIB en 2010 y para 2011. Una explicación de por qué Noruega no se vio afectada por la crisis de deuda europea, se debe a su posición fiscal.

Hoy Noruega tampoco se salva de la guerra de divisas, no obstante esto, los mercados de divisas y de deuda de Suecia se pueden volver un interesante refugio para los inversores, reflejado en que durante 2009 fue el segundo déficit en menor tamaño de la UE tras el de Luxemburgo con 0,9% del PIB, además de contar con una previsión de crecimiento del 4,8%.

Por otro lado, los bonos noruegos que cuentan con vencimiento de 1 año a 10 años registraron 6,197% en 2010, mucho más que los 4,747% de Alemania u otros países.

No es menor el dato, que indica que Noruega se ubica en el séptimo puesto como país exportador de petróleo. Noruega es uno de los pocos con buenas previsiones de crecimiento por sobre Europa.

Algo que hace que el riesgo de incumplimiento de pago por parte de Noruega sea mejor que el de los Estados Unidos u otros países, se debe a su fondo de riqueza, que está conformado por 505.000 millones de dólares.

Además de darse la apreciación del 12% de la corona noruega frente al dólar a partir de su mínimo en Junio pasado da ciertos márgenes de ganancias. Algo de lo que pocos países hoy pueden jactarse. Mientras que, la caída del 6% de la corona noruega respecto al euro desde su máximo de Mayo representaría una atractiva posibilidad para comprar, sobre todo siendo ideal para ciertos inversores a largo plazo e invertir en Noruega.

Publicidad