Publicidad

Información de interés sobre los mini préstamos y créditos rápidos accesibles sin acudir al banco

Los mini préstamos ofrecen la opción de disponer de hasta 300 euros de manera instantánea a devolver en un periodo de 30 días. La inmediatez con la que se conceden conlleva unos costes más elevados que otros préstamos, sin embargo es un servicio muy interesante cuando se necesita liquidez con urgencia en un momento puntual.

 ¿Qué son los mini préstamos?

Es una opción financiera que consiste en pequeños créditos que se conceden de forma inmediata a solicitantes de cualquier perfil personal, que sean residentes en España y mayores de edad. Generalmente representan cantidades de dinero bastante bajas, entre 200 o 500 euros. El préstamo tiene que devolverse en un plazo de un mes. Los mini préstamos son un tipo de crédito instantáneo cuyo proceso de solicitud es mucho más fácil y cómodo que otros préstamos tradicionales. La operación se puede cerrar en tan solo unos 15 minutos porque todo el proceso se realiza de forma online. El cliente tiene que disponer de un número de cuenta bancaria donde conste como titular y aportar un número de teléfono móvil para recibir toda la información acerca de sus solicitud de mini préstamo.

Existen muchas entidades a las que acudir para solicitar mini prestamos. Para elegir la que más nos conviene, se puede recurrir a webs que nos ofrezcan un directorio y una comparativa clara de ofertas.

Ventajas de los mini créditos

Aunque estos préstamos pueden implicar un mayor coste que otros productos financieros, pueden significar un importante alivio para las personas que necesitan disponer de una pequeña cantidad de dinero de forma muy urgente y sin explicaciones. Estas son algunas de las ventajas más destacables:

  • Se reducen los papeleos: Al ser los préstamos importes pequeños, casi todos los proveedores que ofrecen este servicio prefieren no exigir ningún aval o documentación extra. Para conseguir recibir el préstamo es suficiente con ser mayor de edad (18 años), tener la residencia legal en España, tener una cuenta bancaria a su nombre y un móvil para informar de los trámites. Generalmente, para conceder mini créditos, tampoco se pide una nómina, al menos no en determinadas cantidades de dinero.
  • Rapidez: El proceso de solicitud de uno de estos créditos, se puede hacer online de forma muy sencilla y rápida. En el momento en el que el cliente solicite el importe que necesita y envíe la documentación exigida, la entidad podrá traspasar el saldo en un plazo de tiempo de 15 a 60 minutos. Aunque dependiendo de la entidad, el mini crédito podría recibirse en la cuenta del cliente en un tiempo máximo de 24 horas.
  • Confidencialidad: El usuario no tiene obligación de detallar las causas que le han llevado a solicitar financiación, y esta información se podrá mantener en privado. Además, solo la entidad y el propio cliente tendrán constancia de la solicitud del préstamo.

Primer mini crédito gratis: La competencia en el sector está aumentando gracias al auge de estos préstamos en el mercado. Esto ha llevado a muchas entidades a hacer todo lo posible por hacer sus condiciones más atractivas para los clientes. Por eso la mayoría de estos proveedores ofrecen un primer crédito gratis, sin intereses ni costes de ningún tipo.

Publicidad