Publicidad

¿Ha muerto la clase media?

cementerio

Quizás todavía es un poco pronto para certificar su defunción, pero lo cierto es que se trata de la crónica de una muerte anunciada (que diría García Marquez). La clase exhala sus últimas bocanadas o por lo menos esa es la impresión que Chris Larsen, CEO y co fundador de Prosper, plasma en un post en Mint que no tiene desperdicio.

La visión puede parecer un tanto apocalíptica, pero no deja de tener su atractivo y, lo que es peor, su sentido. En la base de su razonamiento está la idea de que nada volverá a ser como antes de la crisis. Además, nos da las claves del fallecimiento: colapso por cansancio. La clase media estadounidense (aunque también se puede aplicar a la española) ya ha dado todo lo que podía dar en el actual entorno económico y no se va a recuperara.

¿Se acerca un nuevo orden social? Eso parece, así que lanza un aviso a los pobres de América: prepararos porque pronto tendréis nuevos compañeros de viaje. La transformación todavía no es definitiva, pero sí parece inevitable. Lo que ahora puede parecer sólo una molestia dentro de la clase media terminará en fallecimiento si no se trata a tiempo. ¿Y cuál es el tratamiento? Tan sencillo como complicado de lograr: hacerse rico. Ahora va a ser más sencillo que dentro de unos años cuando el mercado se dé la vuelta, las herramientas de inversión estén más democratizadas y la elite actual pierda el control.

Y el primer paso es ahorrar, hasta un 20-30% del salario, además de desterrar cualquier pasivo a largo plazo. ¿Una hipoteca a 20 años? Incluso refinanciando la deuda a tipo de interés cero es como encargar un par de asientos en el Titanic. Todo el concepto de ahorrar el 30% de las ganancias durante 30 años es sinónimo de pobreza garantizada. El barco se hunde y hay que alcanzar tierra firme lo antes posible, así que hay que regresar a las formas de ahorro anteriores al surgimiento de la clase media. Pero no se trata de ahorrar para la universidad (los títulos estilo MBA de 80.000 dólares para conseguir un trabajo de 25.000 dólares tampoco sobrevivirán). Sólo hay que ahorrar en general e invertir.

En cualquier caso la clave está en alcanzar los estratos más altos de la sociedad antes del colapso definitivo de la clase media. A medida que el mundo se divida cada vez más entre ricos y pobres las oportunidades serán menores para las clases más bajas. El punto culminante de la exposición de Larsen es su visión de familias que emplean a 50 trabajadores, pero no en sus empresas de alta tecnología (pone como ejemplo Twitter, cuya plantilla apenas supera el medio centenar de asalariados), sino como personal a su cargo.

Theniger ofrece una visión algo más adaptada al caso español, donde los salarios mileuristas y la alta dependencia de los jóvenes hacia sus padres pueden ser el detonante del fin de la clase media.

Imagen – Sundve

Publicidad

3 responses to “¿Ha muerto la clase media?

  1. O sea, un poco de respeto, como diría mi hijo. Si algo ha caracterizado a la clase media es su falta de voluntad de ahorro, pues por definición es consumista, y en esta crisis, de capacidad de ahorro. Un poco de seriedad. Joeh

Comments are closed.