Publicidad

Fondo de rescate europeo

El fondo de rescate europeo promete tener reuniones y posiciones encontradas como la que se da en la reforma de las pensiones. Ya que la Comisión Europea pretende poner a debate el reducir las condiciones impuestas a países de la eurozona que, con el objetivo de reducir su crisis de deuda, se lleguen a acoger al fondo de rescate de 750.000 millones de euros y que previene el tener que recurrir a un rescate total como les ha sucedido a Grecia e Irlanda. En todos estos aspectos la Comisión Europea, desea que se de finalmente un acuerdo en la cumbre de líderes europeos del próximo 4 de febrero. Previamente los ministros de Economía de la eurozona y de la UE debatirán el 17 y 18 de enero si se eleva aumento la dotación del fondo de rescate. En el mismo sentido el Ejecutivo comunitario pretende elevar la cuantía del fondo de rescate además de ampliar ciertos aspectos del mismo. Pudiendo dirigirse a adquirir bonos de deuda pública además de otorgar líneas de crédito que sean preventivas para países que se encuentren bajo presión de los mercados financieros. Por lo que se establecería que aquellos Estados miembros que lleguen a solicitar las líneas de crédito preventivas no tendrán que aplicar un fuerte plan de ajuste fiscal tal y como debieron hacerlo primero Grecia y después Irlanda, además de haber incrementado el IVA junto a recortes del sueldo de funcionarios sumado a una serie de despidos en el sector público lo que elevó seguramente sus tasas de paro. Como única exigencia hacia los países pertenecientes a la eurozona que soliciten la ayuda deberán de cumplir seriamente con los objetivos en cuanto a reducir el déficit, además de las reformas pactadas con la UE. En caso que España decidiera solicitar la línea de crédito debería de cumplir y reducir el déficit al 6% del PIB para este 2011 junto a la reforma laboral y de las pensiones algo que todavía es en lo que no se ponen de acuerdo los sectores involucrados. A través de esta línea de crédito de carácter preventivo prestará asistencia financiera a los Estados miembros que revistan dificultades lo que les permitiría no tener que cumplir con un programa de rescate a 3 años como los casos de Irlanda o Grecia. Además de evitar el rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea. Imagen: otrastardes
Publicidad
Comments are closed.