Publicidad
Publicidad
Publicidad

Es hora del banco malo

El Gobierno español da paso al Banco Malo, esta nueva entidad tiene la tarea de absorber los activos, así por ejemplo los compradores de activos problemáticos tendrán que pasar por el banco malo, uno de sus primeros números indican que llevará un límite de endeudamiento por 120.000 millones de euros. En sus primeros pasos el banco malo prestará ayuda a entidades en problemas.

Además de que el Fondo de Garantía de Depósitos avalará pero los ahorros de clientes, así como que el canje de preferentes será a precio de mercado más un 10%. El banco malo viene siendo elegido como una de las soluciones para combatir los activos tóxicos de los bancos, y esto es más que posible cuando existen en el sistema financiero más de 130.000 millones de activos tóxicos, lo que permitiría crear el tan mentado banco malo entre las entidades financieras.

Para poder reducir la cantidad de stock de viviendas y que poseen en forma de activos tóxicos las entidades españolas no ven con malos ojos trasladarlos hacia un banco malo del Estado, sacándose de encima ese peso que hoy no les permite avanzar al sector como es el volver a otorgar créditos particulares y a pymes.

Uno de los últimos números dice que a fines de Junio de 2011, entre bancos y cajas de ahorros contaban en total con más de 130.500 millones en activos tóxicos. Además del volumen de préstamos concedidos para las actividades inmobiliarias que están en fase de morosidad, y de que exista un alto riesgo que sus titulares deban retrasar el pago durante los meses por venir, así como activos que por impagos los bancos y cajas debieron tomar acrecentando su stock. Un banco malo público ¿soluciona algo?.

Finalmente el Gobierno dio por aprobado mediante Real Decreto Ley la creación de un banco malo que será el imán que atraiga  a los activos tóxicos que figuran en los balances de los bancos y así por fin se encaminaría a lograr un saneamiento del sistema financiero, y que como resultado final debería generar la vuelta a que se recupe el crédito y vuelva a crear empleo algo que parece difícil ya que el empleo también depende de otros factores.

Otro factor positivo será que ayudará al sector inmobiliario a sacar a la venta los pisos pero bajo precios mejores sus actuales viviendas. También se ha aclarado que no le supondrá coste alguno al contribuyente.

Desde la vereda de los bancos y cajas deseaban que se cree cuanto antes el banco malo,  ya se acepta que el sistema financiero deberá convivir con el banco malo. Algunos cuestionan esta posibilidad al exponer que para crear un banco malo, existe el problema de  la fijación del precio de dichos activos además de significar un aumento de niveles de déficit público que se volverían difícil de afrontar.

El PP se habría adelantado incluso antes de proclamarse ganador de las elecciones del 20 N, al haber solicitado a Bruselas ayudas que salgan del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) con la que España lograría hacer sanear la banca, siendo de carácter complementario y paralelamente al reforzamiento de sus principales  bancos y cajas que deben afrontar miles de millones de euros extras de capital y lo que no podrían hacer por otra vía. Los bancos y cajas poseen miles de millones de euros concedidos al sector inmobiliaria, aunque no son todos préstamos con riesgo real o probable.

Crear un Banco Malo:

Para el ministro de Economía, Luis de Guindos, no se trata de un banco malo, ya que no es un banco ni los activos son tan tóxicos como para que los llamen así.Además la duración del fondo será de entre 10 a 15 años, en los que los activos tóxicos deberán generar valor pudiendo ser subastados sin pérdidas para los contribuyentes. Por lo que debe definirse como una “sociedad de gestión de activos”.

El banco malo o no malo, se pondrá en marcha previamente a que llegue el mes de Noviembre. A la vez que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), contendrá un límite de endeudamiento por 120.000 millones de euros, por lo que a más participación privada menos será la participación en cuanto al dinero público.

Anteriormente se manejaba la posibilidad que el banco malo tomaría a los créditos más problemáticos, a las viviendas y el suelo en precios que estuvieran en el mismo nivel al valor en libros que establecían las  entidades, permitiendo que las mismas se desprendieran de las dotaciones que fueron formadas para frenar la hemorragia de pérdidas, aunque hasta 2011 habían cubierto entre un 15 o 20% de los préstamos al sector inmobiliario y un 33% de los activos adjudicados pero dada la situación parece no alcanzar y los stock inmobiliarios se acumulan cada vez más.

Al recibir esta ayuda podrían capitalizarse, sanearse y luego abrirse otra vez al créditos particular y empresario. Se especulaba en su momento en que entre las dificultades fuera que se entrara en emergencia de que el Gobierno debiera desembolsar importantes sumas a los mismos bancos por las pérdidas ligadas al traspaso, por lo que las arcas del Estado se verían nuevamente en medio de este tipo de ayudas.

También se especulaba con que entre las fórmulas sería que el Estado se volviera el gestor del banco malo, así como el compartir las pérdidas entre ambas partes, ya que debe asumirse que en los primeros meses o año la venta de pisos y el suelo solo daría pérdidas, debido a que el precio venta se encontrará por debajo del mercado.

Imagen: 123RF

Publicidad