Publicidad
Publicidad
Publicidad

Encuentro del Pacto de Toledo

Esperamos respuestas concretas, aunque no sean bien acogidas, del encuentro del Pacto de Toledo de hoy, sobre la reforma de las pensiones, prejubilaciones y jubilación parcial, aunque sólo sea para saber a qué debemos atenernos ante un futuro incierto, que la crisis ha desvelado como más bien negativo.

El ejecutivo se ha propuesto materializar los cambios que pretende abordar sobre la ley de Actualización, Adecuación y Modernización del Sistema de la Seguridad Social, y dar vigor a artículos que no quedaron aprobados y que versan sobre cuestiones vitales para todos los españoles, pues de ella depende la viabilidad y el sostenimiento de la Seguridad Social a largo plazo, así como las condiciones que los trabajadores van a tener que asumir para poder beneficiarse de él.

La hucha de las pensiones cerró en 2012 con un 5,7% menos

El Fondo de Reserva de la Seguridad social, del que salen las pensiones, empieza a presentar síntomas de debilidad, cerrando en 2012 con un 5,7% menos (63.008 millones de euros), que el año anterior.  Es la consecuencia de la caída del número de afiliaciones, y de que actualmente haya menos de dos trabajadores para afrontar la jubilación de cada pensionista, lo que aumenta las presiones para llegar a un acuerdo este mediodía, especialmente en lo relativo a los artículos relativos a la jubilación anticipada y parcial.

Según anunció, el secretario de Seguridad Social, Tomás Burgos, el objetivo es conseguir acercar la edad legal y la edad  real de jubilación, lo que pasa necesariamente por endurecer las condiciones para poder acceder a la prejubilación, así como alargar la vida laboral de los trabajadores.

Lo que en palabras de la oposición, podría llevar a muchos ciudadanos a tener que contratar planes de pensiones privados, además de estancar la creación de empleo, tan prioritaria en estos momentos.  UGT y CC.OO, ya han expresado también su rechazo a cualquier modificación de la recién aprobada ley 27/2011.

Principales cambios desde uno de enero de 2013

El envejecimiento de la población, así como las altas cifras de desempleo han impulsado a la búsqueda urgente de reformar el sistema de pensiones.

  • Previsible retraso de la jubilación anticipada a los 63 años de edad.
  • Retraso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, para lo que se establece un calendario gradual que debería culminar en el año 2027. De manera, que en 2013, será necesario tener cumplidos 65 años y un mes para acceder a la jubilación y así progresivamente, hasta 2018 en la que la fecha aumentará en dos meses cada año hasta 2027.
  • Sin embargo, también podrán accedera la jubilación a los 65 años, aquellos que  hayan cotizado un total de 38,5 años, y no 37 como en el caso anterior.
  • Aumento de los coeficientes reductores
  • Ampliación de los periodos obligatorios de cotización para cobrar la pensión máxima. Si antes eran necesario 35 años cotizados, a partir de este año, y gradualmente hasta el 2027, se necesitarán 37 años para acceder a la pensión integra.
  • A partir de este año, para determinar la cuantía de la pensión se tomarán como base el cálculo de los últimos 25 años cotizados.

No todos los artículos de la ley entraron en vigor, quedando pospuesta su negociación para hoy día 22 en la celebración del Pacto de Toledo. Entre ellos  y como ya hemos indicado la jubilación anticipada y parcial, en la que por el momento, parece difícil que se encuentre el consenso suficiente.

La necesidad de ahorrar para la jubilación se hace cada vez más acuciante, pero, ¿Cuánto debo ahorrar?, ¿Cómo hacerlo?.  Por ello te recomendamos el siguiente artículo en el que encontrarás la respuesta a tus preguntas: Ahorrar para la jubilación.

Publicidad