Publicidad

El Plan del Grupo de los Seis

Tal como estábamos mencionando ayer, el proceso de deuda con futuro en crisis de Estados Unidos, empieza a tener un mejor panorama, aunque muy nublado para mi gusto. Así es, no es cosa hecha, y mucho menos tenemos garantía de que los republicanos anti-impuestos en el Congreso apoyen la propuesta para reducir el déficit estadounidense, que ha sido presentada por seis senadores.

Según indicó Barack Obama, “el esquema es consistente con lo que hemos trabajado en la Casa Blanca y con las presentaciones que he hecho ante los líderes (legislativos) cuando se han reunido conmigo“.

Así es como se busca que “El Grupo de los Seis“, salven al país mediante un paquete de recortes y medidas antideficitarias.

El plan propuesto por el Grupo requiere un proceso legislativo de dos fases: en primer lugar se recortaría el déficit en 500,000 millones de dólares para dar lugar al segundo paso de implementación de un plan más exhaustivo para continuar reduciendo la deuda.

Entonces, el plan del Grupo de los Seis sería el siguiente:

  • Recorte de 4 billones de dólares la carga de la deuda: reduciendo los déficits anuales durante los próximos 10 años en 3.7 billones de dólares.
  • Reformar el código fiscal: eliminar exenciones fiscales (algunas), reformar otras, para reducir a la mitad el número de tramos del impuesto sobre la renta. Se calcula que las tasas de los nuevos tramos impositivos caerían entre 8% y 12% para quienes se ubiquen en el tramo inferior; entre 14% y 22% para aquellos que estén en el tramo intermedio, y entre 23% y 29% para los contribuyentes que estén en el tramo más alto.
  • Recortar el gasto: un plan a mediano plazo, también incluye reducir la deuda en 500,000 millones de dólares en el transcurso de 10 años. Para dar lugar al pago de la misma, se propone imponer techos al gasto discrecional estatutario a partir de ahora y hasta el 2015; vender propiedad federal en deshuso y modificar el cálculo de los tramos impositivos y los ajustes por costo de la vida. El plan, además, exige ahorros específicos tanto en programas preceptivos como discrecionales, como 80,000 millones de dólares en las fuerzas armadas y 11,000 mdd en el Departamento de Comercio.
  • Reformar el proceso presupuestario: realizar cambios a los procedimientos presupuestarios y nuevas regulaciones para exigir a los legisladores el cumplimiento de los objetivos para reducir el déficit.
  • Reformar la Seguridad Social: exhortar a los legisladores a considerar reformar la seguridad social si el plan para reducir la deuda obtiene 60 votos en el Senado. Asimismo, se solicitará destinar cualquier ahorro derivado de la reforma a la solvencia del programa, no a la reducción del déficit.

Recordemos qué sucedería si no se llega a elevar el límite de deuda de 14.3 billones de dólares, situación límite en la que se encuentra el país desde el 16 de mayo. De seguro, no habrá que esperar mucho para ver derrumbe del mercado accionario, a consecuencia de una pérdida de confianza en el gobierno estadounidense.

Imagen: Financialred

Publicidad