Publicidad
Publicidad
Publicidad

El empeño de joyas se duplica

Hace unos años, sólo aquellos que lo pasaban muy mal económicamente empeñaban sus joyas en la oficina del Monte de Piedad. Pero, actualmente, esta práctica se está extendiéndose a toda clase de personas y familias antes el difícil momento económico que atravesamos.

La demanda de este servicio se ha multiplicado por dos en lo que va de año y sigue aumentando en todas las comunidades españolas. Además, el proceso para realizar el empeño es bastante fácil, pues basta con recurrir al Monte de Piedad de tu comunidad (que siempre está adscrita a una caja) y presentar tu DNI, sin necesidad de ser cliente a esa caja de ahorros.

Después das como garantía una joya (que suponemos tiene un valor importante), que tiene una duración de un año, y te pagan el dinero que vale dicha halaja. Si pasado un tiempo el cliente que ha empeñado la joya ve mejorada su situación económica puede adelantar la devolución del dinero que le han prestado y recuperar la joya que entregó como aval.

Los intereses bancarios que cobra Caja España para quienes recurren a su monte de piedad oscilan entre el 6,75, el 7 o el 7,25% anual, según el importe de la cantidad prestada. Además, existe una comisión del 1% sobre el valor de tasación de la joya y una comisión del 1% anual en concepto de custodia de la alhaja entregada como aval.

Publicidad