Publicidad
Publicidad
Publicidad

El BCE mantiene los tipos en el 1,5%

Después de la subida de los tipos de interés en el mes de julio, y tal como era previsto, durante la reunión del Banco Central Europeo no se permitieron sorpresas. En concreto, el regulador europeo ha decidido mantener los tipos en el 1,5%.

De esta manera, el mandatario francés acaba de protagonizar su última reunión mensual del Banco Central Europeo. En ella, la máxima autoridad monetaria en la eurozona ha decidido mantener estable el precio del dinero en el 1,5%, tal y como esperaban los expertos.

Claramente, la medida y decisión están motivadas por la actual crisis de deuda que afecta a una gran cantidad de países europeos y además, se agregan dudas acerca de la evolución de la economía en la zona euro.

La mayoría de los analistas apostaba por que el presidente de la institución, Jean-Claude Trichet, iba a dejar inalterado el precio oficial del dinero en la zona euro. Y como era previsto, así fue. Un movimiento que si hasta hace poco se esperaba que fuese al alza, ahora se prevé que la ralentización de la recuperación económica de EE UU y Europa pueda conllevar una reducción de la tasa en el corto o medio plazo.

No fue una sorpresa, dado que todos esperábamos este tipo de noticia, y también la mayoría de los analistas pensaba que Jean Claude Trichet iba a dejar sin modificaciones el coste del dinero en la zona euro. En este sentido, el mandatario francés no ha cedido ante las presiones internacionales, que le pedían, por el bien de la eurozona, que rebajara los tipos de interés antes de dejar su cargo en la institución.

Es importante destacar que, en cuanto a los datos económicos de la región, la inflación adelantada de la zona euro marcó una tasa en septiembre del 3%, donde nos pararíamos unas cinco décimas por encima del nivel registrado en el mes pasado.

Por otra parte, el producto interior bruto (PIB) de la región registró en los tres primeros meses del año un crecimiento del 0,8%, frente al 0,3% registrado en el último trimestre del año.

Asimismo, la tendencia indica que no habrá encarecimiento de los tipos durante este año y que podría reactivar su programa de compra de bonos. Así, ahora se confirma el abandono de los tipos de interés más bajos de la historia, donde habían permanecido desde el mes de mayo de 2009 con el objetivo de apoyar la recuperación de la economía de la eurozona.

Los tipos de interés abandonaban en abril su nivel más bajo de la historia, donde habían permanecido desde el mes de mayo de 2009 con el objetivo de apoyar la recuperación de la economía de la Eurozona.  En julio, el BCE aplicó el segundo incremento de 25 puntos porcentuales, hasta el actual 1,5%. Este nivel se preveía que podría llegar hasta el 2% antes de final del ejercicio ante el temor a las tensiones inflacionistas generadas por el incremento del precio del petróleo.

Sin embargo, el relajo en la factura del crudo y el temor a una nueva recesión ha provocado un cambio de planes que el banquero francés debe de apuntalar en su comparecencia ante la prensa. habra que ver que sucede con los intereses bancarios

El instituto emisor europeo también debería aclarar qué va a pasar con las medidas extraordinarias de liquidez, que caducan en septiembre. Unas medidas que el pasado marzo Trichet dijo que eran compatibles con la subida de tipos y que todavía son fundamentales para la banca de la eurozona, que en general sigue sin poder acudir a los mercados para financiarse.

Imagen: Google

Publicidad
Comments are closed.