Publicidad
Publicidad
Publicidad

Crisis en Egipto

En el otro lado del mundo también hay crisis no solo la que conocemos dentro de la Unión Europea, hablamos de Egipto y su crisis una de las últimas novedades es que el presidente egipcio Mohamed Mursi ha decidido revocar parte de los poderes que disponia por que así lo había dispeusto el mismo, y son parte del problema de la crisis en Egipto. Además de dictar una nueva acta constitucional.

Mientras se daba un encuentro de diálogo nacional que fuera convocado por el propio presidente Mursi, respecto al referéndum por la nueva Constitución será el 15 de Diciembre. Al anular el acta constitucional se cumple con parte de las exigencias que venía alzando la oposición, además de que se aplazara el plebiscito que igualmente  se hará aunque nadie puede asegurar nada.

Mientras que la comisión de integrantes de la oposición como Al Awa y el liberal Ayman Nur, aprovecharba para elaborar la nueva declaración constitucional la que en tiempo récord fue promulgada por el presidente Mursi, el  primer artículo sirce para darle anulación a la anterior, del 21 de Noviembre. Así esta nueva acta constitucional si bien parece esquivar lo relacionado con los poderes del presidente Mohamed Mursi que debió anular y había anulado o la inmunidad judicial que se le daba a la Asamblea Constituyente y a la Shura (Cámara alta). Al leer la nueva redacción aclara que en caso de ser rechazada esta nueva Constitución vía referéndum, el presidente Mursi le corresponderá elegir dentro de otra Asamblea Constituyente y en los próximos 3 meses, conformada por 100 integrantes que tendrán un plazo de 6 meses.

Esta nueva declaración constitucional no fue modificado su artículo en el que trata el juzgamiento a responsables de asesinatos de manifestantes y civiles desde el 25 de Enero de 2011, en los inicios de la revolución contra Hosni Mubarak, hasta el 30 de Junio de 2012, fecha en la que asumía el actual presdiente Mursi. Por lo que, dicho anuncio constitucional se declara a sí mismo, y todos los anteriores que fueran desde la caída de Mubarak, como “inapelables ante los tribunales”.

En lo que hace al próximo referéndum, el actual vicepresidente egipcio, Mahmud Meki, promete un número justo de jueces que deberán supervisar el reférendum consulta, después de que algunos grupos de la judicatura anunciaran que no van a participar en la vigilancia del mismo. El diálogo nacional, en el que se tomaron estas decisiones para dar una salida a la crisis política en el país, fue boicoteado por la oposición no islamista, unida en el “Frente de Salvación Nacional”.

Egipto ha vuelto a ser noticia ya que más que entrar ha vuelto a la crisis. Solo basta recordar que hace un tiempo se había profundizado su crisis tras la renuncia del vocero Mohamed Hijazi, que se excuso de la misma debido “a las circunstancias difíciles que atraviesa actualmente el país” ante el estallido social y de violencia, por el que terminó renunciando el gobierno de Egipto  en su momento. No había durado mucho el Ejecutivo que tenía como tarea volver estable la situación de Egipto generada por la caída de Hosni Mubarak, no logró mantenerse y terminaron renunciando todos ante el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Con esta situación pueden empeorar varios datos hasta el rating de Egipto.

Así el gobierno del primer ministro Esam Sharaf mientras trataba de seguir con sus misiones, pero solo hasta que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) tomara alguna decisión ya que la dimisión que fuera presentada a esa altura no había sido aceptada de parte del CSFA. Se podían ver por los noticiarios nuevamente las imágenes de las calles de El Cairo y demás ciudades escenas de violencia y hasta muertos en las revueltas hoy no es diferente a eso.

Ante el fuerte reclamo y violencia, el régimen militar de Egipto decidió  adelantar la fecha prevista para salir del poder a un gobierno civil la nueva fecha fue fijada para el 1 de Junio de 2012.  Los encargados de anunciar esto fueron los políticos Abu al-alla Madi y Mohamed Selim el-Awa, tras la reunión de crisis con el gobierno militar, en la que se decidió que el consejo aceptó la renuncia del gobierno del primer ministro Essam Sharaf, para lo que se crearía un gabinete de “salvación nacional”. Esto tampoco fue tomado de la mejor manera ya que las protestas seguían por las calles de las ciudades dado el descontento popular por el manejo de las Fuerzas Armadas ya que pretendían que sedieran su poder a un gobierno democrático y no represor como ya han sufrido a través de su historia.

Aunque Esam Sharaf, que había sido nombrado para el gobierno durante el mes de Marzo, tenia bastante popularidad dentro del movimiento prodemocracia, dejó de serlo en medida que no pudo hacerle frente a las Fuerzas Armadas y por la falta de las reformas en varios frentes. Mientras que gran parte de las demandas de los egipcios parecía no poder impedir que se llevara adelante los planes de la junta militar que regía en Egipto a la vez se buscaba unas elecciones legislativas que nombrara un nuevo Congreso egipcio, para Abril de 2012 debía surgir un comité constituyente que debía entregar un proyecto de Carta Magna en Octubre de 2012. Se estimaba que a fines de 2012 o a principios de 2013 se llevara adelante un referéndum, y de ser aprobado en dicho referéndum, sí en ese caso los militares deberían entregar el poder al nuevo gobierno civil.

Imagen: Noticias del Mundo

Publicidad