Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Conviene Jubilarse?

La pregunta así sola puede parecer absurda, y si lo pensamos poco tiempo, claramente lo es. A veces me cuestiono, si el dinero que aporto al sistema social, algún día podré verlo nuevamente, y la respuesta lógica es que sí, pero a veces tenemos mucho menos de lo que nos “matamos” poniendo mes a mes.

Entonces, ¿existe manera de guardarnos este dinero y buscar una salida mejor que la jubilación? Realmente no tiene una respuesta cierta este interrogante, pero sí podemos darle muchos consejos de qué hacer con su dinero para lograr llegar a su edad de retiro, o retirarse cuando desee con un buen “colchón” de euros para vivir.

Asimismo, durante su vida laboral, posea o no ahorros suficientes para jubilarse, es algo común que en algún momento no pueda trabajar o no haya oportunidades laborales y caiga en el paro.

Lo que tenemos que tener en claro es que, la edad de jubilación, o la considerada para tal evento de la vida, es un momento en el cual uno no tiene todo el espíritu que tenía hace 40, 30 o 20 años atrás, y nadie le garantiza que:

  • Gozará de aptitud física, mental y emocional para trabajar
  • Encontrar un trabajo y conseguir que lo contraten
  • Ganar lo suficiente como para cubrir sus gastos de vida ahora y en el futuro

Además, debemos tener en claro que, a la hora de estar jubilado y no trabajar más, las personas necesitan más dinero que el que creen. Es un número sorprendente si se calcula lo que conviene ahorrar o invertir para su jubilación.

El consejo básico es el de no dejar de ahorrar e invertir para su jubilación por suponer que nunca será suficiente. Es preferible tener poco y que le falten algunas cosas a nunca haber juntado un euro para su momento final.

Entonces, ¿conviene jubilarse, o bien, ahorrar para la jubilación bajo el sistema actual? Y mi respuesta luego de leer todo esto, es que no, que es preferible invertir en algo que sea más redituable a largo plazo.

Existen muchos planes de ahorro y capitalización compuesta de entidades financieras internacionales que permiten financiarnos durante muchos años con el aporte de una cuota grande anual durante más de 20 años. Pasa que normalmente empezamos a pensar en nuestra jubilación cuando tenemos 50 años, y nos quedan menos de 20 para aportar y juntar dinero. Nunca en la juventud de los 20 años, o en la madurez laboral de los 30 nos detenemos a decir “bueno en muchos años voy a necesitar dinero también”.

La idea principal es tratar de ver el futuro con la esperanza de que siempre pueda tener un trabajo gratificante por más tiempo y dedicarse a ahorrar e invertir desde ahora para que no le falte dinero si se queda sin trabajo. Sin olvidar que, la jubilación es uno de los objetivos financieros personales más importantes de la vida; y no por nada, es el más caro de todos.

En cuanto a algunos consejos, recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

  • Trabajar dentro de un presupuesto
  • Ahorrar vía vehículos de inversión que generen intereses
  • Tener siempre un broker o asesor
  • Encontrar la forma de ganar más dinero y ahorrar más
  • Evitar gastos innecesarios

¿Por qué es que escribo esto?

La idea me surgió a fines del año pasado cuando leí que cada español debe ahorrar 7.000 euros de media para garantizar su jubilación y que cuatro de cada diez aún confía en que el estado financie enteramente su jubilación

Si bien no estoy para nada en contra del sistema jubilatorio estatal, todo lo contrario, soy partidario de él, considero al mismo como insuficiente, y emparchado como la mayoría de las decisiones políticas económicas de la época.

Entre los instrumentos más buscados para invertir para su jubilación, recomiendo:

  • Depósitos o acciones: los activos distintos a pensiones, podrían llegar a cubrir en torno a un 25% del déficit.
  • Retrasar la jubilación: en muchos países se puede retrasar la jubilación hasta los 70 años, con lo cual se reduciría este déficit en un 30%.
  • Optar por el retiro programado, o al menos dejar buena parte de los ahorros en esa condición. Así podrá tener la posibilidad de cambiarse a la otra modalidad de pensión.
  • La inversión de los ahorros en activos tales como inmuebles para arriendo es probablemente menos atractiva de lo que parece. Actualmente esta rentabilidad puede ser mayor que la de los bonos, pero a futuro la rentabilidad de los alquileres baja, por aumento en la oferta.

Imagen: FinancialRed

Publicidad