Publicidad
Publicidad
Publicidad

Contratar un depósito

depositos

Que levante la mano quien desee ganar dinero sin hacer nada y con menos riesgo que invertir en la Bolsa o en fondos de inversión. Sí, todos han levantado la mano, pero las opciones no son demasiadas.

Una alternativa muy elegida por millones de españoles son los depósitos bancarios, pero hay una serie de puntos que debemos considerar a la hora de elegir la entidad donde dejaremos nuestro dinero, teniendo en cuenta pero dejando de costado al dato básico, que es la rentabilidad.

– ¿Cuánto me paga el banco?

Es la pregunta lógica para comparar ofertas. La TAE (Tasa Anual Efectiva) es el dinero que me pagaría la entidad si yo dejara ese dinero a lo largo de un año. Pero, como veremos en los siguientes puntos, no es lo único que debemos saber.

– ¿Debo abonar algo?

Lo más común es que si existen comisiones ya se encuentren dentro de la TAE, pero debemos saber si, por ejemplo, abrir el depósito tiene algún cargo, ya que eso reduciría la ganancia.

– ¿Qué nos da?

Algunos depósitos son retribuidos con dinero (como debiera ser), pero otras entidades ofrecen un objeto, como podría ser un televisor. Si deseamos un televisor, lo mejor será ir a una tienda y comprarlo; y si queremos que nuestro dinero esté en un banco, lo mejor será que nos de dinero a cambio.

– ¿Cuándo puedo retirarlo?

En teoría, los depósitos a plazo no debieran poder retirarse antes de cumplirse su período. No osbtante, algunas entidades financieras permiten eso, la mayoría de ellas penalizando la acción con una quita parcial o total de los intereses. Lo más conveniente, ante la duda, es desglosar el depósito en 2 o 3 con un vencimiento escalonado que permita tener dinero disponible con cierta frecuencia.

– ¿Cada cuánto se vence?

El dueño del dinero dispone de su tiempo y elige durante cuánto tiempo lo dejará: 30, 90, 180, 360 días… cada uno decide, y a más extenso sea el plazo, mayor será el interés efectivo.

En fin, son varios puntos a tener en cuenta, algunos mas y otros menos importantes, pero todo depende de la necesidad del inversor.

Consulte aquí los mejores depósitos 2009.

Publicidad