Publicidad
Publicidad
Publicidad

Cataluña se inventa su impuesto sobre los depósitos bancarios

Por si no fuera poco el reto independentista que supone Cataluña para Rajoy y España ahora busca bronca con Hacienda ya que ha aprobado el impuesto sobre los depósitos bancarios que debería de aplicarse si la voluntad de la Generalitat sobrepasa a Hacienda ya que esta había salido a anular el impuesto autonómico sobre depósitos bancarios de cualquier Comunidad Autónoma no en sí de Cataluña pero cae en la misma bolsa en la que aplica si bien a nivel nacional la prohibición pasa por la independencia de cada autonomía ya que dicho tributo que aplica es a coste cero. Hoy Cataluña que quiere su independencia pretende hacerse fuerte demostrando en este tipo de aspectos.

No lo ven como una necesidad de recaudar el aprobar un impuesto sobre depósitos bancarios más bien ponen al mismo nivel el desafío independentista al Gobierno español. Algunos recuerdan que ya existe en la Ley de Medidas Tributarias impuesto similar pero a tipo del 0%, por lo que se preguntan la real necesidad de que Cataluña salga con esto.

Si sale adelante, la Generalitat de Cataluña podrá presumir de tener por sobre las demás CC.AA., un impuesto sobre los depósitos bancarios propio. Decimos si sale adelante ya que además del no rotundo del Gobierno y de Hacienda debe pasar por los tribunales.

Algunos no por estar de acuerdo pero casi que felicitan a Cataluña por sacar provecho de que la Ley de Medidas Tributarias no ha salido de su trámite parlamentario, ya que entre esto es que decidió sacar adelante un decreto ley para su propio impuesto sobre los depósitos bancarios en Cataluña y para los catalanes. Por así decirlo si la liebre corre más rápido que culpa tiene que la tortuga sea más lenta………….!!

Duplicidad del Impuesto:

Este impuesto por duplicado tiene como iniciador de la idea al Gobierno de Rajoy ya que vía enmienda en el Senado en la Ley de Medidas Tributarias figuraba junto al Presupuesto de 2013, el aplicar un impuesto sobre depósitos bancarios cuyo gravamen es del 0%.

Cataluña no puede defenderse de no haber leído la letra chica o todo el documento por así decirlo. Ya que desde el vamos el Gobierno deja claro que “dos Administraciones no podrán gravar un mismo hecho imponible” en este caso aplicar un mismo impuesto, esto sobra para entender que los gobiernos autonómicos no pueden pasar por sobre el Gobierno central, quedando impedidas las Comunidades Autónomas que tenían un tributo de carácter análogo, como ser (Extremadura, Andalucía y Canarias) no pudiendo recaudar dicho impuesto.

Un conflicto que surge por esto es el que, Hacienda tenga que salir a compensar a Extremadura, Andalucía y Canarias, Pero Cataluña rompe con la pared que interpone el Gobierno al ser un impuesto estatal frenando a las Comunidades Autónomas por si quisieran aplicar dicho tributo.

La Generalitat de Cataluña aplicaría en su impuesto sobre depósitos, un tipo del 0,5%, entre en vigor el primero de octubre para adelantarse así al tributo estatal -que empezará a aplicarse en enero de 2013-. Cataluña entiende que con ello se asegura el derecho a una compensación. Sin embargo, la Ley de Medidas Tributarias indica que sólo se compensará a aquellas comunidades que hubieran establecido el impuesto en una norma “aprobada con anterioridad al 1 de diciembre”.

Quién recauda qué:

El impuesto de Cataluña por ahora está impedido de recaudárselo ya que entra en conflicto con el impuesto original del Estado, una fórmula alternativa que ve el Gobierno de Cataluña es el de mediante la justicia o en la mesa de negociación pero le reclamará a Rajoy una compensación por lo que debería hacer fila detrás de Extremadura, Andalucía y Canarias. Pero el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro antes que cualquier reclamo ya cortó esta vía al decir que “No habrá compensación. Solo faltaría eso”, se verá hasta dónde es capaz de llegar cada parte por ahora se ven en Tribunales.

Por si fuera poco, para superar al Gobierno que había aprobado el impuesto con efecto retroactivo del 1 de Diciembre, es que la Generalitat, aprobó el suyo también con efecto retroactivo pero al 30 de Noviembre. Con esto la Generalitat debería recaudar según propios cálculos 500 millones de euros. Dicho monto es el que pasará a reclamarle a Hacienda, algo que según el Gobierno no saldrá de las arcas.

A quién grava:

Respecto al tributo catalán, gravará a entidades financieras, estas deberán pagar:
-Hasta un 0,3% sobre los primeros 150 millones de euros en depósitos
-Pagarán hasta un 0,4% hasta un máximo de 600 millones de euros
-Deberán pagar un 0,5% desde los 600 millones de euros.

Beneficios Fiscales:

-Aquellas entidades con domicilio social en Cataluña, accederán a una deducción de 200.000€ como beneficio fiscal.

-Algo parecido pero por un beneficio fiscal de 5.000€ por sucursal u oficina que la entidad registre en Cataluña
-Hasta 5.500€ cuando las sucursales estén ubicadas en edificios con una cantidad menor a los 2.000 habitantes. Aunque se plantea castigos por deslocalización.

Artur Más devuelve la moneda de cambio:

Como si fuera un favor a devolver y lo es, el impuesto sobre los depósitos bancarios catalán es de las principales condiciones exigidas por Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) como moneda de cambio por darle apoyo a Artur Más de Convergència i Unió (CiU), debido a que precisaba apoyo urgente al no sumar mayoría absoluta. Con esto Más se aseguraría poder formar nuevo Gobierno más aliviado.

Imagen: 123RF

Publicidad