Publicidad
Publicidad
Publicidad

Adecuación, dación y carencia

hipoteca

Cuando se toma un préstamo hipotecario y comenzamos a tener problemas de pago, deberemos a empezar a tener en cuenta tres palabras o términos “adecuación, la dación y la carencia” estos términos definen a las soluciones hipotecarias que pueden tomarse con los bancos cuando surgen los problemas de pago del préstamo.

Muchas veces parte de nosotros la solución o fórmula de pago del préstamo cuando no podemos, para ello existen la adecuación, la dación y la carencia para dar los siguientes pasos a la hora de tratar el pago del préstamo.

Adecuación Hipotecaria:
Se basa en transformar los actuales términos de la hipoteca debido a no poder pagarla, de forma que el banco rebaja la cuota que se abona, extendiendo el plazo de la hipoteca, no bajará los intereses para dicho caso.

El banco solicitará ingresar un nuevo avalista, esto se debe justamente al haber incurrido en el impago de una cuota se pasa a ser un cliente que representa más riesgo.

Dación Hipotecaria:
Esta solución, se explica a partir de que se debe concurrir a nuestra entidad y comentarles que nos encontramos en una situación de no poder cumplir con el pago de la hipoteca y a cambio le ofrecemos nuestro piso a cambio de la deuda, suena a una solución desesperada pero tal vez en muchos casos sea la única.

Aunque dado el alto stock de muchas entidades, no siempre es aceptada esta propuesta, y también dependerá de cuanto han pagado de la hipoteca y del valor del inmueble sobre la fecha de compra, de no llegar a cubrir la deuda, en ese caso el banco puede exigir además una cantidad de dinero que cubra la diferencia.

Carencia Hipotecaria:
En este caso suele suceder que el problema de pago de la hipoteca, no es definitivo y pudiéndolo justificar, el banco, puede permitirnos aplazar el pago por algunos meses y con gastos asociados.

Mientras dure dicha carencia, solamente se pagarán los intereses de la hipoteca, y el monto de la hipoteca se mantendrá sin variación aunque la cuota a pagar mientras dure la carencia podrá ser más baja dependiendo del tiempo de la hipoteca, debido a la amortización del sistema francés.

De no tener ninguna solución mediante estos tres procedimientos, en dicho caso al tercer recibo el banco pasará a exigir el pago del total de la hipoteca deviniendo el correspondiente proceso de embargo, y se pasará a engrosar la lista de morosos.

Imagen: Google

Publicidad