Acciones Preferentes

| 27 de octubre de 2013

Las acciones preferentes (preferred shares en inglés) son un tipo de acciones que, como su propio nombre indica, se caracteriza por otorgar al accionista algún valor adicional al de las acciones ordinarias. Las acciones preferentes o acciones privilegiadas no son demasiado populares en el mercado español. Los privilegios que pueden otorgar estos títulos varían, pero en la mayoría de casos se trata de un mayor porcentaje de participación en los dividendos de la compañía.

Según informa la Bolsa de Valencia, las acciones privilegiadas se regulan según el artículo 50 de la Ley de Sociedades Anónimas. Los privilegios varían y pueden consistir o bien en una mayor intensidad en la atribución de los derechos propios de las acciones como por ejemplo, una mayor cuota en la liquidación, o bien en la atribución de derechos específicos, como puede ser el derecho a un dividendo preferente. Este último caso viene regulado en el apartado tercero y da lugar a las llamadas acciones preferentes, que no son más que una especie de las privilegiadas pero con especial importancia en las sociedades cotizadas.

Las acciones preferentes confieren a sus tenedores ciertos privilegios, aunque el más destacado es que reparten un dividendo fijo constante, lo que hace que en cierta forma se asemejen a un bono.  Sin embargo, su precio fluctúa alrededor del valor nominal de la emisión.  Además, también se cobran antes que las acciones comunes y generalmente no confieren derecho a voto.

No hay que confundir las acciones preferentes con las participaciones preferentes. Estas últimas son títulos de renta fija que emiten las empresas con un funcionamiento similar pero con un orden de prelación que los sitúa tras todos los acreedores comunes y subordinados Es decir en caso de que la empresa se liquide, los dueños de estos títulos serían los últimos en cobrar.

Este tipo de acciones se trata de valores preferenciales o las acciones preferenciales o también llamadas acciones de preferencia, se trata de valores de una valoración mayor a las acciones comunes, además de que los términos de estas se negocian entre la corporación y el inversionista. Así estos valores preferenciales no suelen implicar  derecho al voto, si tienen la prioridad respecto a las acciones comunes en cuanto al pago de dividendos y la liquidación.

Estos valores preferenciales implican un dividendo el mismo le es abonado previamente a cualquier otro dividendo que se deba abonar a los accionistas comunes de la empresa. Adem{as de que las diferentes condiciones que influyan sobre los valores preferenciales deben figurar por escrito en un “Certificado de Designación”.

Dichas acciones preferenes también presentan la posibilidad de la convertibilidad, es decir traspasar a acciones comunes.

Si se pasa por la quiebra, se les pasará a abonar a los diferentes accionistas preferenciales debiendo ser con activos y se les pagará siempre previamente que a cualquier otro de los accionistas ordinarios, y siempre tras  los acreedores en bancarrota.

Fuente: Wikipedia

Imagen: galeon.hispavista

Tags: , , ,

Categoría: Inversion, Invertir


Logo FinancialRed