Publicidad

Rescate Cataluña


Puede catalogarse como un rescate hecho y derecho el de Cataluña y que no sorprende a nadie si se tiene en cuenta los números de su deuda, y por mas negativas que el Gobierno catalán diera. Cataluña, ocupa el segundo lugar de región con mayor riqueza tomando el PIB ya que la primera es Madrid, y mientras España espera o no su rescate las autonomías van formando fila para salir a pedir ayuda financiera. Cataluña debió aceptar que no tiene otro grifo que el propio Gobierno español.

Los Números de Cataluña:

Cataluña va a precisar de liquidez sin dudas, el problema es cuanto y las cifras dicen que serán unos 7.182 millones de euros ya para este año. Estos números salen de los cálculos del Ministerio de Hacienda, y dentro de las Comunidades Autónomas que salieron o deben salir a pedir ayuda es la que más liquidez precisa para afrontar vencimientos durante el segundo semestre de 2012 por (3.912 millones de euros) además de un déficit por financiar por otros 2.967 millones de euros.


Pero sus necesidades no acaban aquí ya que precisa de 303 millones extras para saldar que debe al propio Estado correspondiente a los ejercicios 2008 y 2009. Y no son solo cálculos sino cifras oficiales que pueden leerse en la memoria económica del Decreto de creación del “Fondo de Liquidez Autonómico”.

Por lo que, Cataluña llega a duplicar la necesidad de liquidez respecto a la Comunidad Valenciana que también debió salir a pedir ayuda financiera y cuya cifra llega a los 3.369 millones de euros hasta fines de 2012.

Con este monto Cataluña aporta un gran porcentaje del total que precisan las Comunidades Autónomas para 2012, y que hace un total de 26.376 millones de euros, si bien existirían excepciones como las de Madrid con necesidades por (4.096 millones de euros), Galicia  unos (1.293 millones de euros) pero no requerirían del fondo de rescate.

Así desde hace unos meses cuando el Gobierno nacional debió ayudar una de las principales Comunidades Autónomas como es Cataluña cuyo Gobierno regional había solicitado la ayuda para el pago de las facturas, el orgullo catalán debió dejarse de lado y ahora nuevamente y solo basta recordar los dichos de su por entonces presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, al terminar sincerándose que Cataluña no podría enfrentar sola los próximos vencimientos por 13.000 millones lo que anunciaba que como ahora deberían pedirle ayuda al Estado.

Por esos meses se manejaba que se iniciara un tipo de instrumento de financiación estatal para este tipo de situaciones urgentes, de esta manera la administración catalana es otra de las que no podrá hacerse cargo con sus recursos de vencimientos que en su caso se calculaban unos 13.000 millones de euros y que en 2012 debe pagar.

Las CC.AA han venido lanzando bonos autonómicos o también llamados patrióticos para ganar liquidez algo que no les es suficiente ante el fuerte déficit. No solo es el monto a pagar si no que estos pagos será cada mes, además de estar obligados a pagar sus facturas algo que no puede dejarse mas de lado.

A todo esto la Generalitat hace unos meses debió soportar la noticia que S&P le rebajó el rating de Cataluña en hasta 4 grados, ubicándola en (BBB-), solo un escalón por sobre el bono basura y la otra agencia Fitch le pone una nota de (BBB+).

Bonos Patrióticos Catalanes y Hispanobonos:

Si bien Cataluña ha venido lanzando varias colocaciones de los bonos patrióticos estos pueden seguir hasta cierto punto por lo que igual se sigue con problemas de financiación. En porcentajes, un 25% de los ahorros de Cataluña fueron colocados en bonos catalanes. Durante el pasado mes de Abril, la Generalitat de Catalunya amplió a 2.369 millones la que fue su última emisión de deuda de varias que lanzó, registró una demanda del 92% sobre los 2.050 millones previstos de forma inicial.

Por lo que viendo que se llega al límite, podría pedir el propio president una financiación a corto plazo a la banca, aunque es una solución de doble filo ya que el interés a pagar es alto y la banca no da nada gratis y cobra los favores al doble.

Esto abriría el camino a los hispanobonos, se trata de un instrumento que daría por tierra a los sobrecostes en cuanto a las diferencias en las emisiones de deuda de Administraciones Públicas, podría ser algo así como un eurobono versión español y extendido al total de las Administraciones Públicas para que emitan deuda conjunta con el respaldo de España aunque no existe consenso todavía.

Imagen: 123RF

Publicidad