Publicidad
Publicidad
Publicidad

Objetivos financieros para 2013

Comenzar el nuevo año con una serie de propósitos financieros es fundamental para afrontar el nuevo año con unas finanzas saneadas y poder presumir a su término, no sólo de haber llegado más holgados a fin de mes, sino de terminar el año con ahorros y una mayor estabilidad económica.

Los propósitos deben cumplirse y dedicarse un esfuerzo a ellos, pero a medida que vayamos realizándolos mes a mes, la tarea nos resultará mucho más sencilla. Además, este año, más que nunca, dada la situación económica, el desempleo, el bajo nivel adquisitivo y el encarecimiento generalizado de los precios de la mayoría de los servicios y de bienes, los propósitos financieros deben ocupar un lugar prioritario en nuestra lista de buenos deseos para el 2013.

Díez propósitos financieros

Propósito uno: hacer un presupuesto.  Seguramente, te lo has propuesto más de una vez.  Llevar un presupuesto de todas tus finanzas, conociendo al detalle todos tus ingresos y gastos, te permitirá saber de qué gastos puedes prescindir, y de cuáles no.  Así, como controlar tus finanzas.

Propósito dos: evitar las deudas. Evita el sobrendeudamiento.  Si tienes que hacer frente a deudas, deberás jerarquizarlas y priorizar aquellas por las que pagas más intereses. Recuerda también que no debes dejar tu cuenta al descubierto, pues los recargos minarán tus propósitos.

Propósito tres: practica el preahorro.  Ahorrar es fundamental, no sólo para ti, sino para toda la economía en general.  Sabemos que es complicado en los tiempos que corren, pero puedes aplicar una serie de hábitos a tu rutina que te permitirán hacerlo mes a mes sin hacer un gran esfuerzo. El preahorro es  una práctica muy defendida por expertos en ahorro como Luis Pita, la cual consiste en destinar una parte de tus ingresos (lo ideal sería una décima parte de su salario  al ahorro, pero hacerlo a principio de mes, y no al final como la mayoría suelen hacer. Una buena solución es pedir a tu entidad financiera que a principio de mes te retire la cantidad que quieras destinar al preahorro.

– Propósito cuatro: evitar los pequeños gastos. Cuidado con esos pequeños gastos que realizamos a diario que pasan inadvertidos, pero que poco a poco van conformando un gran gasto. El café, comer fuera de casa, revistas, y demás, son gastos que podemos fácilmente evitar.

– Propósito cinco: buscar fuentes de ingresos alternativas. En esta época es difícil buscar otro trabajo que puedas compaginar con el actual, pero si tienes posibilidades es la primera opción para buscar fuentes de ingresos alternativas. Asimismo, también podemos hacer horas extraordinarias en el actual o intensificar la búsqueda de empleo si no lo tenemos o ampliar nuestra formación para mejorar nuestra empleabilidad.  Vender en mercados de segunda mano aquello que no necesitamos es otra opción.

Propósito seis: buscar más rentabilidad a nuestro dinero. Abrir un fondo de pensiones,  contratar un plazo fijo o cuentas remuneradas son opciones ideales para buscar mayor rentabilidad a nuestro dinero. Actualmente los intereses que podemos encontrar en productos financieros para ahorradores como pueden ser los plazos fijos ofrecen una rentabilidad muy baja (entorno al 2%), pero siempre será mejor que dejar el dinero parado en el banco.

-Propósito siete:  practicar un consumo responsable. Evitar gastos superfluos, intentar desinflar nuestras facturas, evitar comprar lo que no necesitamos y comparar precios de lo que vayamos que consumir. Piénsalo un par de veces antes de hacer el gasto.

Propósito ocho: guardar para imprevistos.  Además, debe ser una partida independiente a la destinada al ahorro, de manera que cuando surjan podremos afrontarlos con tranquilidad y sin necesidad de tirar por tierra el esfuerzo realizado para llevar a la práctica los demás propósitos.

Propósito nueve: Revisar todas las facturas y gastos mensuales y fijos que tengas. Revisar todas tus facturas te permitirá volver a renegociar las tarifas que tengas contratadas, ya sea de gas, agua, luz, móvil y buscar la que más te convenga. Igualmente, revisa las comisiones que te cobra el banco y busca las mejores alternativas.

Propósito diez: Por último, recordar que lo importante de los propósitos es que finalmente se cumplan. Pero si dedicamos un poco de esfuerzo, conseguiremos llevar todos ellos a la práctica.

Para realizar estos propósitos te será muy útil consultar las diferentes formas de ahorrar que te propone el blog comoahorrardinero.com, dónde encontraras información detallada de cuál es la forma más sencilla de ahorrar, en cada uno de los sectores de tus finanzas.

Publicidad