Publicidad
Publicidad
Publicidad

Los castigos de Rajoy a la Argentina

Si Argentina se creía librada de algún castigo pues Rajoy y el Gobierno español en pleno hacen tronar el cielo tormentoso que desde hace años se cierne sobre España y por más que lo golpee la crisis, y el paro no frenan que el Gobierno español no lance una serie de castigos por expropiar a YPF, como el de limitar la entrada de biodiésel argentino al mercado de España. Así lo comunicaba el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que presentó ante el Consejo de Ministros la orden ministerial que reasigna cuotas de producción de biodiésel en plantas españolas, esto no es antojadizo ya que verá limitar el ingreso de biodiesel de Argentina, claramente forma parte de uno de los primeros castigos.

Mientras se estaría pensando en otros castigos ya que el Ejecutivo lanzará una próxima ola de acciones en contra de la expropiación del Gobierno de Argentina de expropiar un 51% de YPF además de una próxima expropiación de YPF Gas.

Esta nueva orden de manera formal se explica que la finalidad es la de brindar apoyo en operaciones de refino es decir de biodiésel de las empresas españolas y las comunitarias, permitiendo que alcance una determinada posición que posibilite el ofrecer el biodiésel bajo unas condiciones más competitivas en los mercados.

Por lo que la orden de cuotas a la producción de biodiésel hará que quede limitada las importaciones de biodiésel de Argentina, que se perjudicará ya que hasta el momento el monto era en 2011 de 750 millones de euros, ya que España había adquirido 719.473 toneladas de biocombustible argentino, lo que representa la mitad de 1,6 millones de toneladas que consume. Esto le viene más que bien al propio sector del biodiésel que abogaba por una norma de protección para la producción española posibilitando a plantas españolas de procesamiento que tenga una mayor actividad.

El Gobierno se envalentona al ver que una parte importante de los gobiernos y comunidad internacional se ha solidarizado con España y mucho mas con el Gobierno español ante la expropiación a Repsol por el 51% de YPF, además de la Unión Europea en su conjunto, y fuera de ellas el gobierno de Estados Unidos, y incluso algún país de Iberoamérica sumado a organizaciones internacionales, aunque hay que hacer la salvedad de que algunos no están de acuerdo con la forma de la expropiación más que con el hacerlo.

Estos apoyos hacen que el Gobierno español actúe con mayor energía y busque reparos económicos para YPF, además de querer dar un ejemplo ante estos casos y lo que cree que es un justo castigo para el atropello que llevó adelante el Gobierno argentino de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Además se vio reflejado en la resolución del Parlamento Europeo mostrando su opinión contraría a la expropiación, además de que se pide que se le aplique a la Argentina el eliminarla del sistema comercial de preferencias antes del 1 de Enero de 2014 lo que podría de cierta manera abierta o de forma bilateral perjudicar las negociaciones que se mantenga con el Mercosur.

Mientras desde el Gobierno, no dejarán aquí las posibles medidas y acciones diplomáticas en pos de los intereses de las empresas españolas, los del Gobierno y de las inversiones españolas en otros mercados.

Publicidad