Publicidad

La reestructuracion de deudas: ¿La única salida de Europa?

Mucho se habla de la crisis de la deuda en la eurozona. Desde un posible impago de Grecia hasta el rescate de Portugal, todo tiene como problema principal las deudas.

Una posible salida de todo esto es la reestructuracion de esas pesadas deudas, aunque para el mercado esa es una mala palabra solo comparable con Voldemort, el innombrable villano de Harry Potter.

El mecanismo de reestructuracion de la deuda es sencillo. Los gobiernos pueden ofrecer una serie de nuevos bonos cuyo valor corresponda a una fraccion del valor de los existentes. Tambien se pueden ofrecer bonos a la par, con un valor nominal identico al de sus viejos bonos pero con vencimiento mas largo y tipos de interes menores.

En el caso de la primera opcion, los llamados bonos de descuento poseen vencimientos mas cortos, un tipo de interes mas alto e importantes quitas en el valor nominal.

Las reestructuraciones ya se han hecho antes, y los paises que la llevaron a cabo se han transformado en “parias” de los mercados financieros. Su credibilidad se derrumbo y tardo varios años en recuperarse. El ejemplo mas cercano es Argentina, aunque si la reestructuracion se lleva a cabo de la manera correcta, se pueden disminuir los “efectos colaterales”.

De esta manera, hay 3 requisitos fundamentales para una reestructuracion exitosa de deuda:

  • los bonistas tienen que saber que sus bonos seran seguros. Alguien tiene que garantizarlos, y en el caso de Europa, ese rol lo deben cumplir el gobierno aleman, el BCE e incluso el FMI. De los tres, Alemania es la mas reacia a ello.
  • Los paises deben avanzar juntos, con una reestructuracion masiva. De otra forma, la expectativa de contagio por parte de los mercados podra desestabilizar a otras economias.
  • Los bancos que tengan perdidas tendran que sanear sus balances. Los bancos necesitan verdaderas pruebas de estres, y no las “farsas” oficiales de hace unos meses, segun dicen prestigiosos economistas como Barry Eichengreen, de la Universidad de California.

Si llegase el escenario de la reestructuracion de las deudas soberanas, los bancos deberan realizar una conversion generalizada de la deuda bancaria en capital. Y si esto no basta, se requeriran inyecciones inmediatas de capital por parte de sus gobiernos.

La reestructuracion de la deuda soberana tendra que venir acompañada de una reestructuracion de la deuda privada. Esto es, reestructurar hipotecas, prestamos y creditos, no solo bancarios sino privados. Con el saneamiento de los bancos, esta reestructuracion podria realizarse sin desestabilizar el sistema financiero.

Como podra ver, todo esto requiere para su exito que los paises actuen juntos y coordinados. Los gobiernos europeos, y sobre todo Alemania, tienen que convencer a todos que la alternativa a una reestructuracion masiva de la deuda es demasiado mala como para contemplarla.

El mayor problema de esta opcion es que requiere un liderazgo que hoy en dia no se encuentra en Europa. En definitiva, hoy en dia nadie quiere hacerse cargo del muerto.

Publicidad
Comments are closed.