Publicidad
Publicidad
Publicidad

La alternativa energética se llama Podo: ahorra escogiendo la mejor tarifa de gas natural

La compañía trabaja para combatir el monopolio existente dentro del sector de la electricidad y del gas.

“Somos electricidad, no una eléctrica”. En letras rosas fosforitas y sobre fondo blanco, este eslogan da la bienvenida a la página web de un modelo de negocio que ha nacido con la ambición de superarse a sí mismo y de demostrarle a todo un sector que viene pisando fuerte. Podo es la compañía de luz y de gas que está cambiando las normas del sector energético apostando por la transparencia, la sencillez, el origen renovable de la luz que consumimos y, sobretodo, el ahorro.

Que las facturas que nos llegan son de incomprensible lectura no es un secreto para nadie. La existencia en España de un gran monopolio empresarial dentro del sector energético es lo que ha hecho que, durante los últimos años, se hayan desencadenado y desarrollado una serie de alternativas cuyo gran objetivo sea combatir los precios abusivos y las respectivas subidas inesperadas e injustificadas.

Desde Podo, argumentan que el montaje de estas alternativas también se explican por el auge tecnológico. “Los clientes estamos tomando el control en todos los sectores gracias a las nuevas tecnologías y las empresas de siempre están siendo relegadas por nuevos líderes digitales (…) Estas nuevas empresas nos proporcionan un servicio inigualable y nos han devuelto el control”, explica la web. Esto, por supuesto, se aplica perfectamente a la electricidad o el gas. No en vano cada vez son más personas las que optan por cambiar a empresas de electricidad que sean más flexibles y en las que, como clientes, sientan que su voz es escuchada.

Esa es precisamente la intención que esta compañía quiere desarrollar y hacer posible en territorio español: que sean los propios clientes quienes decidan cuánto consumen, cuánto pagan, cómo ahorran para reducir su impacto en el medioambiente o si quieren producir su propia electricidad con paneles solares en sus casas o empresas. Todo ello apostando por un modelo que permita un ahorro económico destacable para el contribuyente.

En la web de Podo, podrás encontrar las mejores tarifas de gas natural, encontrarás hasta  2 tarifas cuyo objetivo es que el cliente pueda ahorrarse un dinero en la factura final, y que van a depender de la cantidad de consumo del mismo. La tarifa 3.1 de gas es la más barata para un consumo anual inferior a 5.000 kWh, siendo perfecta para segundas residencias o lugares poco habitados durante todo el año o por pequeñas viviendas sin calefacción de gas. Por el contrario, la tarifa 3.2 de gas es la necesaria para hogares donde se vive regularmente y que tienen calefacción de caldera a gas, con un consumo anual superior a 5.000 kWh e inferior a 50.000 kWh.

Podo busca la mejor manera para adaptarse al consumo del cliente, pero también pone mucha preocupación el que éste pueda entender la factura de la luz y el gas final. Por ello pone mecanismos para que los usuarios puedan gestionar su consumo mensual a partir de su cuenta de cliente, ofreciendo así una gran credibilidad y transparencia. Como añadido, existe la posibilidad de hacer una factura conjunta: 12 meses, 12 facturas que vas a entender sin mayor dificultad, para que puedas relajarte cada vez que te llega la carta de la compañía.

Ahorra también escogiendo la tarifa eléctrica más barata

En Podo, la tarifa de luz es una de las más económicas del mercado. Tiene un producto fijo con el que el cliente paga la misma cuota durante todos los meses, además de contar con una tarifa personalizada y barata, manteniendo el mismo precio durante todo el contrato para que el cliente pueda olvidarse de las indiscriminadas subidas.

También ofrece servicios útiles, como FLEXI: la posibilidad de pagar únicamente por lo que se consume y de aprovechar la discriminación horaria. Pero ¿qué es la discriminación horaria o tarifa nocturna? Se trata de un tipo de tarifa eléctrica que se caracteriza por ofrecer un precio por el kWh (kilowatt hora) más barato durante las horas de noche, mientras que durante el día este es más elevado. Esta modalidad está disponible tanto en el mercado libre como en el mercado regulado eléctrico.

¿Qué información necesito a la hora de contratar este tipo de tarifa? Las tarifas con discriminación horaria diferencian entre 2 franjas: las horas valle y las horas punta, que varían en función de la época del año. Las horas valle (en verano de 23h a 13h y en invierno de 22h a 12h) son aquellas en las que el precio del kWh es más barato, y las horas punta (en verano de 23h a 13h y en invierno de 22h a 12h) son las más caras.

 

Publicidad