Publicidad
Publicidad
Publicidad

India, ¿tuvo crisis?

india1

Los especialistas mencionan que la India ha tenido una “crisis buena”. Ahora su tarea es la de descansar en el apoyo excepcional de la economía e impulsar las reformas necesarias para sostener el crecimiento rápido e integrador.

Hace un año, la India enfrentaba un doble desafío: la crisis global, y un malón de pobres. Ahora, se puede decir con confianza que han superado estas crisis. A través de una variedad de paquetes de estímulo que se pusieron en marcha en el segundo semestre de 2008, y de nuevo, tres meses después, en el presupuesto principal de 2009 -2010.

Por ello, la India parece estar volviendo rápidamente a los años de auge anteriores a 2008. Este año prevé un crecimiento del 7,2%.

No obstante, los estímulos tienen sus costos. El déficit fiscal del gobierno aumentó de 2,6% del PIB en 2007 a una cifra provisional del 5,9% en 2009 y una estimación de 6,5% para este año.

La continuación de los déficits es indeseable. Primero, gran parte de los gastos, sobre todo en fertilizantes, alimentos y subsidios de petróleo, no están bien dirigidos. En segundo lugar, el ahorro del sector público se desplomó de un 5% del PIB en 2008 al 1,4% en 2009.

Antes de la crisis, la tasa de ahorro había alcanzado el 36% del PIB, lo cual, paralelamente con el atractivo para las divisas extranjeras, permitan una tasa de inversión cercana a 40% del PIB.

Por su parte, la confianza de los inversores y asesores hace de esta una India radicalmente diferente de la que existía en la década de 1970. Al entrar en el Ministerio de Comercio se puede ver un cartel que describe a la India como la mayor democracia del “mundo de libre mercado”.

Además, reformas necesarias se han realizado acertadamente en cuanto a la infraestructura, agricultura, leyes laborales, banca, energía, educación y comercio.

Un tema importante es el estado político del país. India y China (por ejemplo) son dos civilizaciones antiguas. Pero el antiguo Estado de China tiene una legitimidad de gran alcance. El Estado de la India es joven, y la política, una negociación permanente. La democracia no es un obstáculo para el progreso de la India, sino una condición necesaria para su existencia como Estado.

Si tomamos a la India bajo los supuestos conservadores, su economía sería mayor que la del Reino Unido de aquí a una década, y más grande que Japón, en dos. Algo impresionante, ¿no? La realidad es que los miles de millones de habitantes que pueblan la india no son tan ricos como el país. La distribución es mala, pero pudieron salir de la crisis victoriosos.

Fuente: Financial Times

Publicidad
Comments are closed.