Publicidad
Publicidad
Publicidad

Iberdrola enseña sus cartas

iberdrola2.gif

Los órdagos lanzados por Ignacio Sánchez Galán en los últimos días a sus pretendientes han cobrado mayor significado después de que el presidente de Iberdrola adelantase los resultados de la compañía en el primer trimestre del año. El mandatario aseguró que “si alguien quiere comprar Iberdrola, que presente una oferta y si no, que se calle” en clara alusión a EDF, sobre la que se quejó por sus continuas declaraciones con las que a su juicio obstaculiza la marcha de la eléctrica. El dirigente fue más allá adelantó que estaría dispuesto a escuchar ofertas a partir de los 100.000 millones de euros.

Al final resulta que estos arranques de Galán se sustentaban en unas cuentas que el propio directivo ha adelantado. Y es que Iberdrola multiplicó por 2,6 su beneficio neto durante el primer trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior. Los 1.204 millones de euros que ganó la eléctrica superan las registradas en todo 2004. Además, el beneficio por acción creció un 90% y el Ebitda y un 65%. La compañía ha sido una de las estrellas del convulso sector energético durante el arranque del año y se han apuntado diversos rumores sobre posibles fusiones y compras no sólo por parte de EDF sino también de Gas Natural.
Sin embargo, la compañía defiende por el momento su gestión al tiempo que saca pecho insinuando que al final puede ser ella misma quien se decida por llevar a cabo alguna operación corporativa. En este sentido, incluso podría estar sopesando la posibilidad de pujar por British Energy.

Por su parte, Iberdrola Renovables logró un beneficio neto de 1175 millones de euros, un 38% menos que en 2007. Pese a todo Galán considera que su compañía “hoy Iberdrola vale más que Repsol y Gas Natural juntas, que la suma de Endesa y Unión Fenosa, que Gas Natural, Unión Fenosa y EDP unidas e, incluso que las cinco mayores constructoras juntas”.

Publicidad
Comments are closed.