Publicidad

FMI crédito a Polonia

No hay tantas señales como las de Grecia, Portugal, o Irlanda para que se produzca un posible rescate, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya aprobado una línea de crédito por 2 años a Polonia cuyo monto total es de 30.000 millones de dólares, podría ser una de las primeras señales de la salud de Polonia y que en algunos meses de hable de su agravamiento hasta el punto de tener que admitir un contagio de las serias dificultades de deuda como se dan en otros países de Europa. Dichas líneas de crédito flexibles, denominadas (FCL) en inglés, se han creado durante marzo de 2009 y siendo específicas para países que presentan sólidos fundamentos económicos además de que a través de su historia reflejaran credibilidad en implementar políticas macroeconómicas. De forma que desde el FMI se desarrollo con la finalidad de prevenir y/ o dar respuesta a la crisis económicas y financieras que pudieran desarrollar algunos países. Las citadas líneas de crédito se aprobaron inicialmente por el plazo de tan solo un año y se extendieron posteriormente a dos. No ha sido la primera línea que desembolsa hacia Polonia, ya es la tercera línea de crédito del FMI a Polonia durante estos últimos 3 años. Habiendo aprobado un nuevo programa crediticio de 1 año por un monto de 20.580 millones de dólares en mayo de 2009 y otro programa crediticio de 1 año por 20.430 millones de dólares en julio del año pasado. Para despejar dudas desde el propio FMI, resaltaron el crecimiento económico de Polonia y el actual equilibro que presenta. Aunque a futuro no habría que descartar potenciales riesgos debido a un posible efecto contagio por las dificultades de los mercados y de la crisis de deuda que repercute en otros países de la zona. El último desembolso del FMI, será utilizado por Polonia a poder enfrentar los riesgos de los mercados y evitar problemas futuros. Imagen: fundacion-antama
Publicidad