Publicidad

Espacio de Pago Europeo

sepa

Al haberse creado la Unión Económica y Monetaria junto con la introducción de los billetes y monedas en euros, posibilitan la creación de un mercado único en la Unión Europea, debido a que el ámbito de los pagos minoristas se encuentra muy fragmentado. Para ello se ha puesto en marcha la Zona Única de Pagos en Euros, o denominada en sus siglas en inglés Single Euro Payments Area (SEPA), esta zona es en la que ciudadanos, empresas y demás agentes económicos podrán hacer y recibir pagos en euros, dentro de Europa, bajo las mismas condiciones, derechos y obligaciones, independientemente tanto de su ubicación como de que esos pagos necesitaran o no procesos transfronterizos.

La SEPA promueve una mayor integración respecto a los pagos al por menor. A partir de esto las operaciones en euros estarán ligadas a un grupo de estándares, reglas y condiciones y ellas podrán ser procesadas fácil, rápida, seguramente como lo son dentro de los mercados nacionales.

Además de la SEPA posibilita mejorar la eficiencia de los procesos de ejecución de pagos entre países del área del euro, también, se prevé desarrollar instrumentos, estándares, procedimientos e infraestructuras comunes para todos estos países. Logrando reducir e eliminar las diferencias entre los pagos nacionales y transfronterizos, generando atractivos beneficios para la economía y la sociedad en su conjunto, alineadamente y cumpliendo con los objetivos políticos del Plan de Acción para los Servicios Financieros de la Agenda de Lisboa de 2000.

En España ya son seis los bancos españoles que brindan servicios integrados en el Área Única de Pagos (SEPA) en inglés, este sistema ha entrado en vigor con el objetivo de unificar las comisiones que se cargan a los pagos en euros dentro de la Unión Europea (UE), Islandia, Leichtenstein, Noruega y Suiza.

En tanto que, Altae Banco, La Caixa, La Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid y las marcas españolas del banco Tokyo-Mitsubishi, JPMorgan y Deutsche Bank son los bancos españoles que ya ofrecen a sus clientes la unificación de las comisiones por pagos transfronterizos en euros.

Este tipo de pagos se pueden realizar a través de transferencias electrónicas, ingresos en cuenta, domiciliaciones bancarias, tarjetas de crédito o débito además de otro medio. Unos 2.600 bancos europeos ya posibilitan este tipo de operaciones, esto significa el 70% del mercado bancario a nivel europeo.

El SEPA ha sido puesto en marcha por parte del sector bancario europeo, y es gestionada por medio del Consejo Europeo de Pagos (EPC) y el apoyo del Ejecutivo comunitario y del Banco Central Europeo (BCE).

Publicidad