Publicidad

Encuentra tu hipoteca desde casa

Hoy en día las ofertas de microcréditos, préstamos personalizados e hipotecas particulares son incontables. Desde la comodidad de casa, es muy fácil que cualquier persona o usuario se informe y consiga sus objetivos a golpe de click y búsqueda de ordenador. Sin embargo, ¿cómo escoger la mejor opción para cada caso? Elige la mejor hipoteca para tu casa e infórmate de todas las opciones que tienes disponibles.

La compra de una casa es un paso muy importante en la vida de una persona y son muchos los términos técnicos del banco en los que te puedes perder. A la hora de solicitar una hipoteca, te cuestiones los tipos de interés, si se trata de un tipo fijo o variable, o el valor del TAE (la Tasa Anual Equivalente) cobran relevancia. En este sentido, una buena opción si dudas  es optar por un simulador de hipotecas en el que introducir la información que define tus necesidades. De esta manera, puedes valorar y decidir qué hipoteca, si fija, variable o mixta, se ajusta mejor a ti. Según cada caso, esta respuesta puede cambiar. En cualquier caso, actualmente es posible buscar  y valorar esta información desde casa.

Tipos de interés de la hipoteca

Una parte fundamental a la hora de solicitar una hipoteca es saber exactamente qué se necesita: cuánto cuesta el inmueble, de cuánto dinero se dispone para hacerle frente, cuál es la cantidad que se necesita y por lo tanto que se quiere financiar, en cuántos años se podría pagar esa cantidad, etc. Tras responder estas cuestiones, puedes empezar a mirar ofertas y decidir cuál es la hipoteca que mejor se adapta a tus necesidades.

Un primer paso es discernir si conviene un tipo fijo o variable. La disponibilidad de tu economía y pensar en la situación en el  futuro pueden ayudar a ver cuál es mejor en cada caso. El tipo de interés también puede variar según el porcentaje de  financiación que se solicite. Los tipos de interés se diferencian en el propio nombre, mientras el tipo fijo se mantiene igual durante todo el periodo de la hipoteca, el tipo variable, significa que se va a ir modificando a lo largo de la vida del préstamo, en las fechas pactadas. Durante el periodo de aplicación del tipo de interés variable, el importe de sus cuotas podrá aumentar o disminuir. No existe una opción infalible y ningún tipo es más conveniente que otro, sino que dependerá de cada caso particular valorar cuál se ajusta más a sus necesidades, según sus ingresos, etc.

También es importante tener en cuenta  los plazos de devolución. Este es uno de los  puntos en el que más se debe pensar a la hora de elegir una hipoteca, ya que es preciso saber en cuánto tiempo se le puede hacer frente al pago. A este respecto, los nuevos simuladores de hipoteca ayudan a imaginar de forma mucho más clara cuál será la cuota aproximada que deberá pagar, según el plazo..

¿En cuánto tiempo eres capaz de hacer frente a la devolución? Esta es una cuestión crucial para no incurrir en dificultades económicas y no tener problemas con el banco.

El porcentaje de hipoteca y financiar la compra de la vivienda

¿Qué cantidad se necesita para financiar la compra? Aquí entran otros términos con los que también hay que familiarizarse. Es esencial diferenciar entre el TIN y el TAE a la hora de la solicitud. El TIN, Tipo de Interés Nominal, es el tipo que se aplicará al importe de la hipoteca sin contar con otro tipo de gastos adicionales, mientras que el TAE, Tasa Anual Equivalente, incluye las comisiones y gastos que se han de asumir, aparte del capital principal.

Por otro lado, existen las opciones personalizadas en las que un gestor puede ayudar y recomendar las diferentes posibilidades. De esta manera, hacer el seguimiento de los procesos y poder estar al día con las obligaciones será más fácil, ya que se contará con la mano de un profesional. En este sentido, en las redes sociales cualquier usuario tiene a su disposición una cantidad ingente de información con un solo clic. No obstante, la posibilidad de contar con un gestor personaliza el trato y permite tener a una persona dedicada a responder las dudas.

Otros gastos a tener en cuenta

Además de las cuestiones relacionadas con la propia financiación de la hipoteca, hay que valorar otros gastos como la contratación de seguros, la tasación, el registro de la propiedad, las comisiones por algunas operaciones específicas, así como las gestiones que hay que realizar  derivadas de la compra, como el pago de una notaría.

Los simuladores de hipoteca también tienen en cuenta si se trata de una segunda vivienda, si es una primera compra o el propio historial del usuario. Un proceso que ahora se puede hacer desde casa. Elegir una hipoteca es un paso decisivo en la vida y es importante contar con toda la información necesaria.

Publicidad