Publicidad
Publicidad
Publicidad

El G7 acuerda modificar el FMI

La crisis que está jaqueando al mundo, y en especial a los países desarrollados ha llevado a los ministros de Economía del G7, los siete países más industrializados del mundo, ha acordar una serie de medidas que tuvieron como punto más importante, la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las autoridades económicas también han acordado reforzar al organizmo de crédito con recursos adicionales para adaptarlo al nuevo escenario internacional de crisis.

El comunicado de la cumbre afirma que “los efectos de la crisis y la fuerte recesión se ha traducido ya en una significativa pérdida de puestos de trabajo y durará todo el 2009”, y agrega que “la excesiva volatilidad y fuertes oscilaciones en los tipos de cambio tienen consecuencias adversas para la estabilidad económica y financiera”.

Además, los ministros debatieron acerca de las diferentes posiciones para evitar medidas proteccionistas e intentar estabilizar los mercados financieros a través de un nuevo sistema legal internacional que los regule, con impulso de Italia.

El documento destaca que el grupo integrado por los EE.UU., Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Japón y Canadá, se mantiene empeñado en “evitar las medidas proteccionistas que solo tendrían el efecto de exacerbar la recesión” y a levantar “nuevas barreras”.

Sin embargo, esta medida contrasta con dos posturas implementadas hace poco en dos de estos siete países. Por un lado, la cláusula Buy American (compre norteamericano) incluida en un plan de los Estados Unidos, y por otra parte, el plan francés del presidente Nicolás Sarkozy, de ayudar a dos automotrices con 6.500 millones de euros.

En la reunión llevada adelante en Roma se establece un plazo de cuatro meses para que los países miembros redacten una suma de principios comunes que sirvan para desarrollar un nuevo sistema legal para regular los mercados financieros como también se comprometen a trabajar para llegar rápidamente a una “conclusión rápida y ambiciosa de las negociaciones de la Ronda de Doha”, que tienen como objetivo liberalizar el comercio internacional.

Publicidad