Publicidad
Publicidad
Publicidad

El cambio de bolsas del super ¿ecología o marketing?

bolsas

Todo genera competencia, hasta la supuesta mejora del medio ambiente. La bolsa azul de Ikea, la que suelen repartir 30 millones de unidades al año, también genera ya competencia.

Por su parte, Carrefour, no se queda atrás y también apuesta por las bolsas reutilizables como una medida para reducir el consumo de bolsas plásticos y su impacto ecológico que ya eliminó de forma definitiva las bolsas de plástico de un solo uso de la línea de cajas en todos sus centros de la Comunidad de Madrid y Cataluña.

De esta manera, se ha transformado en la primera empresa en eliminar las bolsas camiseta, y llegado final de año ya habrá eliminado de todos sus centros españoles este tipo de recipientes.

Igualmente, los clientes de Carrefour podrán utilizar cualquier tipo de bolsa al comprar, y se les ofrecerá alternativas sostenibles como bolsas de rafia, de algodón, biodegradables de fécula, bolsas monedero o carritos plegables, entre otros modelos.

Aunque no hay que dejar de lado que este tipo de iniciativa también puede que sea una evidente apuesta de marketing, ya que las bolsas reutilizables pueden ser un muy buen soporte publicitario, dado que si se la utiliza para diferentes compras no sólo dentro de los centros como los de Carrefour, su exposición es mayor.

Con los formatos de bolsas nuevos, la imagen del supermercado y, la publicidad del punto de venta, impacta en mayor y en mejor manera, por lo que no es sólo el cambio por una concientización medioambiental, sino que será muy bien aprovechado desde el marketing en cuanto al diseño.

Mientras hay expertos del sector que no creen tanto en las buenas intenciones ecologistas, sobre todo desde las compañías que impulsan este cambio, consideran que esta estrategia es más una decisión comercial ya que elimina un gasto ordinario, alegando una “decisión verde” y una obligación legal.

En el caso de Carrefour, tras un período de adaptación, si un cliente necesita una bolsa, tendrá que elegir entre las diferentes alternativas, aunque por cualquiera de ellas deberá pagar.

Por el lado del Corte Inglés, también ha lanzado una colección de bolsas reutilizables con las diferentes enseñas del grupo, otra cuestión de marketing más que de ecología según señalan.

Mientras que Eroski anunció que el próximo 10 de Septiembre iniciará una campaña en la que descontarán un céntimo de euro a los consumidores por cada bolsa camiseta que no utilice en la compra.

Día -del grupo Carrefour- sigue con su política de trasladar al cliente el coste de las bolsas de plástico y la cobra a 0,05 euros por unidad.

Mercadota adoptaría las medidas que proponga la patronal de supermercados Asedas, en la que también participan Ahorramás, DinoSol o El Árbol.

El Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR), fue aprobado en Diciembre de 2008 y que transpone la legislación comunitaria, fijando como objetivo la reducción en un 50% de las bolsas de plástico que se utilizan en los comercios entre 2010 y 2014.

A partir de 2010, se prohíben las bolsas de plástico de un solo uso, son aquéllas con un gramaje de plástico tan bajo que no permiten su reutilización.

Por su bajo precio, suelen ser las que se utilizan en las tiendas de los chinos o en mercadillos. A diferencia de éstas, las bolsas que se entregan en la distribución (que pagan su cuota por el punto verde), suelen ser reutilizadas como bolsa de basura.

Por esta vía, la bolsa sigue su ciclo de reciclaje como cualquier otro envase y deja de ser un residuo. De forma que se debe concienciar al consumidor para que, si no utiliza dichas bolsas, en cambio las deposite en el contenedor amarillo.

Un número que refleja la cantidad de consumo de estas bolsas es que cada consumidor español, gasta al año una media de 238 bolsas de plástico de un único uso, significando un consumo total de 16.000 millones de bolsas. Supone un gran impacto medioambiental, ya que el uso de estas bolsas, genera cerca de 100.000 toneladas de basura y una emisión de 441.000 toneladas de dióxido de carbono.

Sólo se llega a reciclar el 10% de estos artículos. Con el uso de las bolsas reutilizables, cada consumidor se puede ahorrar en toda su vida más de 18.000 bolsas de plástico contaminante, ya que este tipo de bolsas tarda alrededor de 400 años en descomponerse.

Publicidad
Comments are closed.