Publicidad

Economía española sufrirá una desaceleración más pronunciada de lo esperado

El Banco de España ha informado que la economía española al inicio de este 2008 vivirá una “desaceleración algo mas pronunciada“, en un entorno en el que se están “intensificando lasa tensiones” en los mercados financieros internacionales.

Según su último boletín económico, añade que los flujos migratorios tendrán un impacto “relevante” en la economía doméstica y ha vuelto a defender, como hiciera hace apenas una semana, la solvencia de las cajas y bancos españoles.

En el documento hace referencia al empeoramiento de indicadores como el consumo privado, la confianza de los consumidores (se encuentra en su nivel más bajo desde 1994), las matriculaciones de automóviles, la construcción o la inversión en bienes de equipo.

En cuanto a otro de los factores que están en el centro de la tormenta, como es el empleo, hace referencia al menor dinamismo detectado en el comienzo de este año, tendencia que se inició a finales de 2007, así como la moderación en el crecimiento del número de afiliados a la Seguridad Social.

El Banco de España hace referencia a los costes laborales y señala que los últimos datos sobre negociación colectiva reflejan un incremento salarial medio para 2008 del 3,3%, cuatro décimas más que en 2007.

Este aumento junto a un mayor impacto de las cláusulas de salvaguarda en 2008 (se estiman en 1,1 puntos frente a los 0,3 del pasado año), permite augurar un repunte de los salarios este ejercicio.

Respecto al entorno mundial, agrega que se ha acentuado la tensión de los mercados de crédito internacionales, en un contexto financiero “particularmente complicado” que ha generado fuertes pérdidas por parte de los bancos de inversión.

Remarca el deterioro del crecimiento en Estados Unidos agravado por su crisis de la vivienda en ese país, y la “débil” tendencia de la zona euro.

Publicidad