Publicidad
Publicidad
Publicidad

Crisis República Checa

Crisis República Checa, y esta frase cambiándola de país ya la hemos ido escuchando tantas veces en estos años como fondo a la crisis de deuda. Es el caso del Gobierno checo viendo como no puede salir de la crisis como tantos otros países en especial de la zona euro. En República Checa la crisis llega a sus máximos tras romperse la coalición que estaba conformada por 3 partidos que hasta ahora mantenían el Poder Ejecutivo pero en los últimos meses fue a duras penas.

Queda la tarea del premier Petr Nécas que tendrá el papel preponderante de unir a los partidos y que no se deshaga la legislatura, muchos son los que abogan y apuestan a que deberá terminar por llamar a elecciones anticipadas en República Checa.

Antes que finalice la semana se deberá reunir la Cámara de Diputados en el que deberá el Gobierno ver si pasa la prueba del voto de confianza aunque puede que a duras penas y que no alcance ya existe el ejemplo de Grecia. Nécas deberá de obtener apoyo de 3 diputados más con lo que obtener un total de 103 votos cuando existen en la Cámara Baja unos 200 parlamentarios, lo que le permitiría lograr una mayoría, en caso de no alcanzarle tendrá que decidir ir a elecciones anticipadas.

En caso que el Ejecutivo no logre pasar el apoyo quedará como solución disolver el Parlamento lo que dará por cierto el rumor de convocar a elecciones parlamentarias y anticipadas, de ser así podría celebrarse a fines del mes de Junio de este año. Deberá manejar de la mejor forma el premier Nécas está bomba de tiempo que es la situación de República Checa ya que puede haber estallido social.

El partido de Nécas, el Partido Civil Democrático (ODS) fue el que tomó la iniciativa de romper con el acuerdo de coalición que existía entre las dos plataformas políticas que eran la que mantenían el Gobierno checo pero que genera con esto un temblor político que también está ligado a que uno de los partidos que es parte del actual ejecutivo, Cosa Pública este partido fue hace poco expulsado de esta coalición por parte del primer ministro Petr Nécas ya que se trata del partido de Vit Barta, el excargo del gabinete y que fuera condenado por un caso de soborno. Por lo que pasará a voto del Parlamento que será parte de la moción de confianza si no logrará aprobar el Partido Democrático Ciudadano, mayoritario dentro de la coalición de gobierno, tendrá que solicitarse que se disuelva la cámara el 3 de Mayo para darle paso a unas elecciones.

Otro frente del conflicto político se da con la viceprimera ministra, Karolina Peake que terminó por dejar la coalición oficialista Asuntos Públicos (VV) ante desacuerdos para dar paso a iniciar otro movimiento político, no fue la única en salirse detrás fueron 6 diputados y 2 ministros del Gobierno. Igualmente la viceprimera ministra Peake, más allá de correrse a un costado dará su apoyo a los dos partidos de la coalición tripartita, que son el Partido Cívico Democrático y TOP 09.

Otro cambio es el de los parlamentarios de VV que serán oposición, independientemente de quien sea oposición será el de lograr acuerdos junto a la coalición gubernamental para poder cerrar a favor del país un acuerdo político que mantenga la unidad.

Según la explicación de la vicepresidenta de VVP Katerina Klasnová, su partido compartirá la vereda de la oposición. Mientras se daba lo que fue una de las más grandes manifestaciones con la finalidad de pedir que dimita el premier checo Nécas de la que participaron miles de checos que se convocaron en el centro de la capital Praga. Según el periodismo local fue la mayor manifestación solo vista en 1989.

Las diferentes encuestan indican que se busca que dimita el Gobierno checo se debe a las medidas de ajuste ya aplicadas desde Grecia hasta España, que implica subir el IVA y el aumento de impuestos, la congelación de las pensiones, retrasar la edad de jubilación, junto a un aumento del copago en la sanidad pública y una serie de recortes en varios sectores sociales.

Imagen: www.solarplaza.com

Publicidad