Publicidad

Cómo nos volvemos más tontos con el tiempo

Suena feo, es cierto, pero según un artículo recientemente presentado en la revista New Scientist es un hecho inexorable: nos estamos volviendo cada vez más tontos. Como veremos el estudio se acompaña de los informes que demuestran una disminución gradual del cociente intelectual en los países desarrollados. Pero, para no asustarnos del todo, diremos que se trata de un estudio que se basa en la inmutabilidad del cociente intelectual, como si esto fuera un rasgo que no evoluciona a lo largo de la vida, mientras que sin embargo, otras investigaciones apuestan precisamente por todo lo contrario.

 El estudio de la revista citada muestra una involución en el tiempo en relación al cociente intelectual que presenta una disminución de casi diez puntos en tan solo 60 años, es decir, una bajada notable de cociente intelectual medio en los países desarrollados.

Test de Inteligencia

Los países más innovadores del mundo en 2014

 

Sin embargo, como decíamos, las dudas comienzan a chocar en relación a las diversas maneras de entender la inteligencia que, tomadas en su expresión más literal, como hemos visto, nos definen como cada vez más tontos. Los test de inteligencia en la actualidad vienen a medir cuestiones como nuestro vocabulario, la capacidad de razonamiento lógico, la resolución de problemas, etc… lógicamente si pensáramos que la puntuación sólo sirve para demostrar nuestras habilidades ante esas cuestiones concretas no interesaría a nadie, lo interesante es que se sigue pensando que este resultado es extrapolable al conjunto de la vida, es decir, realmente es una medida que determina nuestra capacidad intelectual general ante el mundo.

¿Más tontos, menos listos o mal valorados?

Las puntuaciones de inteligencia se encuentran sujetas influencias culturales e incluso oportunidades sociales, en cualquier caso siguen existiendo corrientes que afirman que es poco probable elevar los cocientes intelectuales sensiblemente a lo largo del tiempo, esto se debería presuntamente a que nuestra inteligencia general es un rasgo fijo que puede mejorar ligeramente pero que posee una limitación biológica para su desarrollo; esta idea que plantea el CI como un ancla, genera cuestiones complejas ya que se puede enfrentar a escenarios controvertidos como justificar un mal aprendizaje basándose exclusivamente en este resultado y no analizando el nivel de la enseñanza…

Esto tiene una respuesta contundente por parte de la psicología moderna que valora precisamente todo lo contrario, es decir, encontrar los mejores mecanismos de enseñanza para potenciar la inteligencia, poniendo el peso en todo caso en dichos mecanismos y no en el individuo.

23985a1

Por tanto,una valoración tan radical como la que el  gráfico nos presenta, puede ser interpretada de muchas maneras, pero también desde un punto de vista no tan negativo, ya que, realmente respondería a una evolución del individuo ante los tests, no tanto del individuo ante el medio que ha evolucionado de manera radical durante ese periodo de tiempo de 60 años.

Es evidente que existen límites al desarrollo de las habilidades intelectuales, pero también lo es que la reconsideración sobre la naturaleza de la inteligencia como rasgo inmutable hace que aunque parezca, tal y como indicaba el título del artículo, que cada vez somos más tontos, esto sea realmente muy relativo y realmente muy relacionado con el medio en el que nos ha tocado desenvolvernos, con los niveles educativos y formativos y con un modelo de vida en el que se desarrollan más tarde necesidades y habilidades que antes se desarrollaban en fases primarias.

¿Internet nos ha hecho más tontos?

No esperemos siquiera encontrar unanimidad aquí. Técnicamente, sobre los datos del retroceso del CI a lo largo de los últimos 60 años no tiene sentido afirmar que es Internet el gran culpable del retroceso de las medias de los cocientes intelectuales, obviamente la curva de caída es sostenida en el tiempo incluso antes de la aparición de la red.

El debate se centra en todo caso en la aceleración de la caída del conocimiento o de la adquisición del mismo; las posturas están tremendamente enfrentadas por un lado quienes afirman que la multitarea que Internet genera nos aleja de los pensamientos reflexivos, esto puede traducirse en una mayor eficacia en procesar datos pero en mucho menor eficacia en profundizar en ellos y comprenderlos. En el otro extremo están quienes afirman que, aunque los riesgos multitarea existen son evidentes, los entornos de aprendizaje a los que Internet puede conducir son valiosos per se cara a mejorar no sólo los comportamientos mecánicos sino también los procesos de reflexión y toma de decisiones.

Al margen de estas consideraciones sesudas, lo cierto es que la impresión generalizada suele tender a una interpretación en la que, efectivamente, Internet no nos hace mucho más inteligentes aunque sí nos convierte en individuos más informados y con mucho mayor acceso a datos (muchos más de los que sabemos manejar)

Publicidad

11 responses to “Cómo nos volvemos más tontos con el tiempo

  1. Claro que es cierto,en los paises desarrollados solo tienen hijos los inmigrantes que reciben ayudas y los menos formados,a los que alargan sus estudios, cuado tienen una situacion estable ya han pasado los 40 y ya es demasiado tarde.

  2. Vaya sarta de tonterías. Si se informa con algo más de profundidad en el campo verá una serie de apreciaciones que no se corresponden con la interpretación que hace de este artículo.
    -Los tests han evolucionado en 60 años, así como el concepto y qué se entiende por inteligencia. Por lo tanto, es arriesgado comparar los test de los años 60, cuando la validación y propiedades psicométricas de los test eran escasas. Además, repito que no se entendía por inteligencia lo mismo que ahora, por lo tanto, no se medía igual, con los mismos componentes.
    -En multitud de artículos se afirma lo contrario: las nuevas generaciones obtienen mejores puntuaciones que las anteriores en CI. No recuerdo cuanto, pero algún meta-análisis hacía referencia incluso a cuantos puntos de CI aumentaban en 5 o 10 años, con el cambio generacional. Se argumenta que precisamente la creciente exposición a estímulos desde una tierna infancia estimula la actividad cerebral, todo lo contrario de lo que usted afirma.

  3. joder, y yo que tengo 155 de c.i. que soy? un alienigena? un bicho ultrararo? test de inteligencia hacho en la universidad politecnica de madrid en 2009.

  4. creo que se confunde términos, para mi forma de pensar el coeficiente intelectual, se basa en el pasado de una persona es decir en aquello que recuerda, mientras que la inteligencia se basa en la capacidad de asociar ideas para crear algo nuevo y eso no interviene la época en que se vive, si no en la genética y la salud mental de la persona y la necesidad de asociar idea que tiene la persona por su relación con el medio, trabajo, supervivencia, desarrollo de su vida y relacionarse con los demás, saber recitar un libro que seria coeficiente intelectual, no es lo mismo a la capacidad de asociar dos libros para crear uno nuevo, que en si es la inteligencia

  5. El bueno de Pep no ha querido hacer sangre de un detalle, pero yo no lo voy a pasar por alto. El primer test para intentar medir de alguna forma la inteligencia de una persona, lo publicó Alfred Binet, en colaboración con Theodore de Simon, en 1905 y se conocía como la escala Binet-Simon. Posteriormente, en 1916, Lewis M. Terman, de la Universidad de Stanford, publicó una mejora del test, al que se le llamó Escala de Inteligencia de Stanford-Binet, y que fue la base para los modernos test de inteligencia. El test, básicamente calculaba la “edad intelectual” y la dividía entre la edad real. De ahí el nombre de cociente intelectual y no coeficiente.

  6. ¿#1 comentario, vas a echarle la culpa a los inmigrante de vuestra torpeza? La realidad es que con tantos aparatitos que hacen los trabajos mentales por ti, no es de menos pensar que alguien o algo se está esforzando en tu lugar y las cosas que aprendiste en el pasado, al no practicarlas se te olvidan.

    ¿Quién se recuerda de sacar una raíz cuadrada con un lápiz?

  7. Esto es culpa del whatsapp seguro. La gente ya no presta atención más que a su movil. Esto pasa factura y no me refiero precisamente a la de la compañía a final de mes.

  8. ¡Anda! ¡Si nos están llamando tontos!

    De éstos “estudios” uno no se puede fiar ni un pelo. Habrá que ver a cuanta gente han estudiado, de donde han sacado las muestras, y cómo se ha realizado el estudio, para entender los resultados. Suponiendo que tál estudio sea real.

    Yo no considero que la gente sea más tonta. Lo que si me he dado cuenta es de que cada vez, se piensa menos. La gente es ingenua, se cree todo lo que leen a la primera, no contrasta la información que recibe de los medios, y en general, prefiere que le den todo ya pensado, a tener que pensar por ellos mísmos. No es que seamos más tontos, pero quizá sí más vagos, mentalmente hablando.

    El conocimiento y la capacidad intelectual de una persona, no tiene nada que ver. La gente se cree que por saber mucho, se es inteligente. No es así. La capacidad intelectual es la capacidad para resolver problemas. Y sí se puede desarrollar, al igual que el resto de capacidades.

    Si a la gente la forzaran a usar toda su capacidad mental, dentro de los límites posibles, desde pequeños, y a seguir ejercitandola, otro gallo cantaría.

  9. Para qué esforzarse y utilizar el intelecto?. Quienes son los que más pasta ganan ? Quienes han cultivado su intelectualidad, realizando carreras universitarias, masters, renunciando a su juventud para obtener buenas calificaciones, becas para convertirse en un reconocido científico, que da con la cura de enfermedades complicadas y letales, o un prestigioso arquitecto que diseña infraestructuras para facilitar accesos, comodidad, desarrollo y una sociedad de bienestar…??? o alguien que no da un palo al agua, que da cuatro patadas a un balón y tienen la vida resuelta, un cantante que sube a un escenario y se contonea volviéndolas locas o un actor que por aparecer en una película tiene asegurada la continuidad de vida cuatro generaciones a todo trapo ??? Pero si tenemos a Belén Esteban como el “paradigma del intelecto” ganando un fortunón, por sentarse de vez en cuando en un sillón y merendar !!!! Francamente, tenemos lo que nos merecemos.Gente millonaria por culpa de la estupidez de las masas, no valoramos lo importante, pues para que ser listo ????

  10. Los tests de inteligencia muestran tu capacidad para resolver dichos tests. Nada más. Sacar conclusiones precipitadas a partir de unas pruebas desarrolladas por otras personas cuya inteligencia nadie garantiza, es especular demasiado.

Comments are closed.