Publicidad

Cómo evitar que me despidan

En este país ya somos seis millones de parados, y muchos de los que tienen trabajo tienen miedo a perderlo. Después de conocer la abrumadora cifra de desempleo, centremos la atención en aquellos que por el momento, pueden llevar sustento a casa, pero que no saben por cuánto tiempo.

La última reforma laboral acometida por el Gobierno sentó las bases para facilitar y abaratar los despidos, con la finalidad de que una flexibilidad de nuestro mercado laboral, acabaría con la sangría de desempleo que desde que estallará la crisis se ha convertido en una auténtica epidemia para los españoles. ¿Ha sido la reforma laboral un fracaso?.

El desempleo se ha convertido en la mayor preocupación y causa de malestar entre los españoles, según el último Barómetro publicado por el CIS. De ahí, la importancia de que cada trabajador conozca los derechos que le amparan y haga uso de todas las armas que la legislación le brinda para evitar o al menos mitigar los efectos de su posible despido.

Formas legales de evitar un despido

1. Ampararse en una situación de protección especial

La legislación laboral recoge una serie de situaciones que amparan y protegen al trabajador, como los derechos a disfrutar de los permisos  de maternidad y paternidad, con todas las garantías que recoge la legislación vigente, sin que se pueda producir el despido durante el ejercicio de las mismas. Asimismo, existen otras situaciones tales como guarda legal o la excedencia, que también están protegidas ante el mismo. Una excedencia es una baja temporal durante la cual el empleado no recibirá retribuciones, pero conservará el derecho a reingresar a su puesto de trabajo en iguales condiciones.

 2. Formar parte de los representantes de los trabajadores

Los delegados de personal o de comités de empresa, tienen una serie de derechos a la hora de ejercer su labor como representantes de todos los trabajadores.  Uno de ellos, es la protección frente al despido, si el mismo viene motivado como consecuencia del ejercicio de su actividad.

 3. No te han notificado por escrito el despido o el mismo, no reúne las condiciones que exige la legislación para ser válido

4. Demandar o/y denunciar a la empresa

Si sabes con certeza que tu empresa esta incumpliendo la legislación o incurre en alguna causa que motive tu denuncia, como una vulneración de las cláusulas del convenio que le sea de aplicación, una forma de evitar o al menos paralizar mientras dure la investigación por parte de la Inspección de trabajo, es denunciar o demandar a la empresa por la misma.

Estas son algunas de las formas más habituales para bloquear un despido, pero si finalmente te despiden estando en alguna de las situaciones anteriores, tu despido sería declarado nulo, teniendo por tanto la empresa que demostrar la procedencia y validez del mismo. Si es nulo, la empresa deberá readmitirte y pagarte los salarios no percibidos.

Desde Finanzzas recomendamos la lectura relacionada: errores que no debes cometer en el trabajo

Publicidad