Publicidad

China sufre la crisis a través de las exportaciones e importaciones

economia-china

China que hasta el año pasado venía sosteniendo un crecimiento de dos dígitos y se postulaba como sostén de la economía mundial ante la caída de Estados Unidos, no es ajena a la crisis global de la economía.

Aunque ha sorteado ciertas dificultades financieras, desde noviembre de 2008 comenzó el descenso en sus exportaciones e importaciones. En mayo de este año esas caídas ascienden a 26,4%  respecto de las exportaciones y un 25,2% para sus importaciones comparadas con el año anterior. Igualmente tuvo un superávit comercial de 13.389 Milloness de dólares.

Desde 2001 las exportaciones en China representaron el motor de su crecimiento, y con estos índices los líderes de ese país están comprometidos en elevar el gasto público y una reducción de impuestos como medidas para no frenar la actividad económica.

Estas iniciativas que en muchos países, ante crisis de la misma naturaleza se toman en sentido totalmente contrario, parece que en el Estado “comunista” saben que lo logrado en estos últimos años no puede perderse y son conscientes que deben tomarse medidas rápidas y efectivas.

El continuo descenso de las exportaciones es atribuido a la contracción del comercio global, el creciente proteccionismo comercial y la perspectiva desalentadora de la economía real.

Las políticas globales de rebajar los tipos de interés e inyectar liquidez en el mercado han ayudado a mantener la solidez del sistema financiero pero no han logrado reforzar de forma efectiva la economía real.

Las compañías se muestran reacias a invertir, los consumidores no solicitan préstamos y la tasa de paro sigue subiendo. El margen para políticas de apoyo a la exportación, como un aumento de la devolución de impuestos, es estrecho, por lo que el gobierno deberá establecer más políticas que estimulen los cambios estructurales, incluyendo los recortes de impuestos, la mejora de la financiación comercial y la promoción de seguros crediticios para la exportación.

China aumentó el 1 de junio la tasa del reembolso de impuestos a la exportación de más de 2.600 productos, incluyendo los agrícolas, de maquinaria, calzados, sombreros y muñecos. Se trata del séptimo incremento de esta tasa desde agosto del año pasado.

Según el Ministerio de Hacienda, los contribuyentes chinos disfrutaron de una reducción de impuestos de 120.000 millones (17.650 millones de dólares) en el primer trimestre del año, después de que el 1 de enero se implementara la reforma de la política de impuestos de valor agregado, con el objetivo de estimular la economía.

Publicidad
Comments are closed.