Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Casas por un dólar?

1374224989_extras_portada_0La ciudad norteamericana de Detroit se ha declarado en bancarrota con una deuda estimada de 18.500 euros. Desde su esplendor en los años 50, Detroit ha perdido el 60% de su población por las hipotecas subprime y la crisis del automóvil, que era su principal fuente de ingresos. Ahora, el precio medio de las casas ha caído un 80% hasta situarse en 7.500 dólares (unos 5.300 euros) y algunos propietarios destrozan voluntariamente sus viviendas para no pagarlas.

Lo del precio medio es algo orientativo, ya que en Detroit pueden comprarse casas por un dólar. Casi la totalidad de las viviendas que se venden proceden de ejecuciones hipotecarias y gente de lugares dispares como Inglaterra o California llaman interesados por adquirirlas sin ni siquiera saber en que barrio están ubicadas. 

Jon Brumit adquirió su nuevo hogar por un poco más, y admite a The Guardian que pagó 95 dólares (unos 69,8 euros) por la parcela y 5 dólares (unos 3,6 euros) por la casa. En total, con la obra que ha tenido que realizar para hacer la casa habitable, se ha gastado 1.500 dólares (unos 1.100 euros) en proporcionar un nuevo hogar a su familia.

En España

Hay muchas regiones en el estado español que dependen de una sola industria, y en muchos casos, esa única industria que da de comer a todas las familias del valle o del pueblo está en crisis. Casos así podemos encontrar en los valles mineros de Asturias por ejemplo. Allí, la industria recibe subvenciones y todavía la gente puede mantenerse. Aun así, si llegásemos a un hipotético caso de deuda extrema como en el caso de Detroit, el gobierno dejaría de pagar esas ayudas y muy posiblemente esos valles se convertirían en lugares fantasma donde las casas y los terrenos no valdrían apenas nada.

Esto que nos parece tan dramático ha sucedido en multitud de ocasiones en España. Muchísimos pueblos del interior de España están despoblados y en la más absoluta de las ruinas. Son pueblos fantasma de los cuales la gente huyó hacia las ciudades para buscarse un futuro mejor.

Lo impactante de Detroit es que se trata de una gran ciudad que fue ejemplo de prosperidad hace medio siglo. En España, de seguir sumidos en la crisis, puede que se den casos similares; ¿Se imaginan comprar casas por un euro?

Publicidad