Publicidad
Publicidad
Publicidad

Banesto

Banesto es uno de los bancos con mayor significado propio para la historia del sector financiero en España. Acrónimo de Banco Español de Crédito (nombre oficial de la entidad), se fundó en 1902 con un capital social de 20 millones de las antiguas pesetas presentadas por 80.000 acciones de 250 pesetas de valor nominal. Su objetivo, atender las necesidades financieras globales de particulares, empresas e instituciones con residencia en España, y en sus actividades nacionales, internacionales y de mercados.

Banesto fue creciendo paulatinamente y en 1925 ya contaba con 103 oficinas en todo el país que diez años más tarde se convertirían en 1035. En la década de los 50, con la Guerra Civil ya atrás, la entidad pone en marcha una estrategia de expansión y adquisición de diferentes entidades que se cierra con la compra en 1978 del Banco Coca. Situado ya como uno de los bancos prominentes del país, la situación de Banesto parecía inmejorable, sobre todo con el ‘genio’ Mario Conde al timón. Sin embargo, en diciembre de 1993 saltaba la sorpresa y que sería conocido como el Caso Banesto. La entidad era intervenida por el Consejo Ejecutivo del Banco de España tras descubrirse el robo de 600 millones de pesetas que además llevó a Conde a la cárcel.

Ya en 1994 el por entonces sólo Banco Santander se hizo con el 73,45% de Banesto y lo unió a su incipiente grupo. Cuatro años más tarde, en 1998, el Grupo Santander decidió lanzar una OPA sobre todas las acciones de Banesto que le dio el control del 97,5% de las acciones de la entidad. Totalmente integrado en la organización que preside Emilio Botín, Banesto empezó en 1999 a potenciar su Internet, gracias a su acuerdo con Telefónica Móviles. Ese mismo año puso en marcha la banca móvil a través de la red, donde sigue siendo una de las entidades más pioneras.  Aunque en un plano algo más anecdótico, la bonanza del equipo ciclista Banesto con Miguel Indurain a la cabeza, ayudó a mejorar la imagen del banco tras la quiebra.

La llegada a la presidencia de Ana Patricia Botín en 2002 abrió una nueva etapa de esplendor para Banesto, que hoy en día pasa por ser uno de los bancos con una política comercial más agresiva. Así, en 2007 se encargó de distribuir las primeras consolas PlayStation 3 en España como ‘regalo’ a quienes domiciliasen su nómina en la entidad. Todavía hoy mantiene esa estrategia con incentivos como ordenadores portátiles o televisores planos de ’32.

Lo mismo puede decirse de la contratación del tenista Rafa Nadal como imagen del banco o de sus innovadores Depósitos sobre Ruedas en los que ‘regala’ coches y motos. A esto hay que añadir la total renovación de la imagen corporativa de iBanesto, su brazo online, que ha acompañado una serie de productos que han desatado una guerra en el mercado de la banca digital.

Publicidad

3 responses to “Banesto

  1. Soy cliente de Banesto desde hace más de cuarenta años y he conocido sus distintas vicisitudes.

    La entrada de Ana Patricia Botín, supuso un autentico revulsivo, mejorando claramente la gestión de Alfredo Sáenz, considerado como un gestor de lujo de la banca española.

    Para mí Ana Patricia es sin la menor duda el Presidente mejor preparado de la banca española.

    No es todo positivo en Banesto, como no lo es en el resto de los bancos españoles.

    Ha habido un proceso de reconversión en que se ha prescindido de gente muy valiosa (común a casi todos los sectores) tomando como criterio únicamente la edad y no la valía o ganas de seguir haciendo cosas.
    Muchas oficinas, corazón del negocio, están insuficientemente atendidas.

    Pero Banesto es ahora, sin la menor duda, un banco dinámico y con una excelente gestión, en contraste el banco de hace apenas 20 años, en muchos de sus servicios funcionaba como los ministerios de la época del franquismo.

  2. Tus artículos y tu blog me parecen muy interesantes. Te invito a registrarlo en Blogazos.com, el nuevo portal de los blogs en español.

Comments are closed.