Publicidad

Alternativas para ahorrar al comprar un seguro de coche

En una época donde la información puede servir como materia prima para la toma de decisiones, consultar todas las fuentes disponibles para ahorrar debe ser una tarea diaria. Esto incluye desde los aspectos más cotidianos, como la compra de un móvil, planear las vacaciones y hasta la adquisición de un seguro para el coche.

El usuario tiene diversas opciones a su disposición para analizar diferentes productos o servicios antes de tomar la decisión de compra.

Una de estas opciones son los comparadores online, que representan una poderosa herramienta para diversos usos, especialmente a la hora de analizar un seguro para el coche.

De amplio uso en Internet, un comparador puede ser de mucha utilidad, ya que ofrece toda la información sobre los seguros en un solo sitio. El instrumento analiza las ofertas de todas las compañías y las muestra al usuario, quien al final será quien tome la decisión sobre qué seguro elegir.

Según los especialistas de kelisto.es, una página web dedicada a la comparación en la red, los usuarios pueden ahorrar hasta un 80% con el uso de este tipo de herramienta para la compra de seguros de coche.

“En total se analizan las ofertas de más de 25 empresas dedicadas a este sector, que han visto en el comparador una plataforma de utilidad”, apuntan los expertos de Kelisto.

Proceso rápido

El conductor puede elegir el seguro que mejor se adapte al vehículo, con la mejor relación calidad-precio. Además, el proceso de comparar se realiza en pocos minutos, con lo que se ahorra tiempo, dinero y esfuerzo.

El personal del portal informa de que no se aplica ningún tipo de comisión a los precios que ofrecen las compañías aseguradoras. Es importante recordar que para circular con el coche es necesaria la adquisición de un seguro.

Este debe incluir, por lo menos, la responsabilidad civil obligatoria, que cubre los posibles daños que se puedan causar a otras personas o cosas.

Lo más importante a la hora de comprar un seguro para el coche es definir bien las necesidades reales en función del uso que tendrá el vehículo. También se tienen en consideración los años de antigüedad del coche y el perfil de conducción del usuario.

El objetivo es prescindir de lo que no es necesario y centrarse en las cláusulas que realmente le interesan al conductor.

Mayor competencia

Debido a una mayor competitividad en el sector, las empresas aseguradoras se han visto en la necesidad de mejorar y ampliar sus ofertas, lo que ha beneficiado a los usuarios, que tienen un amplio abanico de posibilidades a tener en cuenta.

Otra opción es la de agrupar a todos los miembros de la familia que tengan coche, para que el precio sea mucho menor individualmente. Hay compañías que ofrecen mayores descuentos si se trata de negociar varios tipos de seguros, como los de vehículos, vida y hogar.

Un aspecto fundamental que los seguros tienen en cuenta para ofrecer un precio es el historial de siniestralidad del conductor. Es un factor que depende exclusivamente del usuario.

Con un conductor responsable, las empresas aseguradoras considerarán que quien contrata la póliza es un ciudadano cuidadoso ante el volante, por lo que habrá un voto de confianza.

La forma de pago es otro de los puntos que pueden hacer que el precio final del seguro sea más barato. Si la cuota anual se abona en un solo pago, se obtiene un mejor precio. En el caso de pagar de forma fraccionada, las empresas suelen aplicar otros recargos.

A la hora de hacer una evaluación sobre el tipo de seguro que se busca, es necesario acotar que no es lo mismo contratar un seguro para alguien que conduce esporádicamente, que para quien utiliza el coche como herramienta de trabajo.

Los consejos de los especialistas para ahorrar dinero al contratar un seguro para coche se pueden resumir en los siguientes puntos: Siempre es una buena opción comparar, ya que la oferta es amplia, mantener un historial limpio, guardar el coche en el garaje y mantener todos los puntos del carné de conducir.

Un seguro de coche es una inversión para el correcto mantenimiento del vehículo, lo que implica el desembolso de una importante suma de dinero que debe ser evaluada antes de tomar una decisión.

Imagen de Flickr

Publicidad