Publicidad

Alquileres no declarados

alquileres_no_declarados

A la hora de las declaraciones puede notarse como en España la vivienda ve cifras negativas, más allá de las ventas de viviendas, el precio de los alquileres o el precio de la vivienda usada, existen más de 1 millón de alquileres no declarados, esto significa el 55,4% del total de viviendas alquiladas, es lo que puede verse a partir de la cuarta edición del “Informe sobre los Alquileres Sumergidos en España”.

Se estima que más de la mitad de los arrendamientos de viviendas en España se componen de alquileres sumergidos y que el Fisco no llega a notar.

Además de 3.000 millones de euros anuales las rentas sumergidas que derivan del arrendamiento de vivienda.

Mientras que, la Agencia Tributaria contrapone otros datos a los de Hacienda, desmintiendo que la mitad de los alquileres no sean declarados basándose en que no pueden compararse dichos datos con los del Ministerio de Vivienda ya que las cifras no son homologables por tanto no tienen sustento.

Aunque si, a partir de la crisis, se han elevado los arrendamientos sumergidos, a dichos de los técnicos de Hacienda (Gestha), ese más de 1 millón de alquileres no declarados en España, además de significar el 55,4% del total de viviendas alquiladas, el volumen de dinero defraudado se incrementó en 473,2 millones de euros, un 19,3%, 2.926 millones de euros.

La IV edición del Informe sobre los Alquileres Sumergidos en España, está basado en el cruce de los últimos datos de la Agencia Tributaria y del Ministerio de Vivienda, se han contabilizado 130.345 nuevos declarantes de viviendas alquiladas en 2008.

Pero el número de arrendamientos sumergidos aumentó en 209.159 frente al anterior año, y el volumen de dinero defraudado también aumentó en 473,2 millones de euros un 19,3%, alcanzando los 2.926 millones de euros.

Los técnicos de Hacienda señalan que a partir de la reforma fiscal de fines de 2006 posibilitó que en 2007 se dieran a conocer 90.000 alquileres sumergidos, habiendo descendido el fraude entre 2006 y 2007, del 57,1% al 54%, y mientras que entre 2007 y 2008 los alquileres sumergidos subieron del 54% al 55,4%. Además existe un mínimo de 3.000 millones de euros anuales en rentas sumergidas por el arrendamiento de vivienda, a partir de las reducciones que no se arrastraron a la base imponible del IRPF.

Todos estos datos, dejan algo en claro, es que el fraude por alquiler de viviendas mantiene un ritmo de crecimiento, demostrando que a la Agencia Tributaria se le escapa cierto control sobre la vivienda.

Los propietarios de inmuebles que más defraudan a Hacienda se ubican en Andalucía, con más del (71%) de viviendas alquiladas no declaradas de forma oficial, detrás vienen la Región de Murcia con el (68,5%), Canarias (65,9%) y Comunidad Valenciana (61,3%) son las principales regiones.

Mientras que la que puede tomarse como ejemplo es de cumplimiento fiscal es La Rioja, con menos del 1% de los alquileres queda fuera del control de Hacienda.

Por cuantía defraudada, la Comunidad Catalana se ubica primera con más de 855 millones de euros anuales de rentas no declaradas por arrendamiento de vivienda, detrás Comunidades de Madrid con 838,4 y Andalucía 449,6 millones de euros.

Además de dichas regiones, existen otras que pudieron reducir la cifra de alquileres sumergidos y el fraude, estas son Baleares y Extremadura. Baleares pudo reducir más de 11.000 los alquileres sumergidos, y en más de 28 millones de euros mientras que Extremadura, lo hizo en 6.336 su número de alquileres sumergidos, y 6 millones de euros.

Como hemos dicho, la Agencia Tributaria señala que no se pueden cruzar dichos datos para decir que existe una mitad de los alquileres no declarados, por que no se pueden homologar ambos datos.

Esto se debe a que, los datos de Vivienda son sobre una estimación de viviendas alquiladas, y los datos de la Agencia Tributaria se basan en los declarantes de IRPF que se reducen por arrendamiento de viviendas habituales, de ahí que no existiría compatibilidad. Un dato a considerar es que todos los alquileres de viviendas no habituales, entre ellas viviendas las alquiladas a estudiantes o para las vacaciones, no son incluidas en la estadística que lleva la Agencia.

Así mismo, los declarantes de IRPF pueden ser propietarios de una o varias viviendas en alquiler y no solamente los declarantes de IRPF alquilan viviendas en España, debido a que hay una amplia cantidad en el sector empresarial y público dedicado al alquiler de viviendas.

Imagen: diarioelcatatumbo.blogspot

Publicidad