Publicidad
Publicidad
Publicidad

Vivienda social para desahuciados

Las Vivienda social para desahuciados es una solución que no alcanza a todos los que debería, el aporte de la banca será de unos 6.000 pisos que serán habitables a un costo de (150€) por mes conocida como vivienda social para desahuciados y que solo beneficiará dentro de este colectivo a los que muestren mayor vulnerabilidad. A partir del acuerdo entre Gobierno y banca que debe siempre de forma voluntaria las entidades se desprendan de un conjunto de pisos que estén por debajo de los 100.000€ teniendo que estar todos para una inmediata habitabilidad, dichos pisos pasarán a ser perte del nuevo fondo de vivienda social para desahuciados.

En cuanto a los requisistos que deben cumplir las familias desahuciadas deberán cumplir similares condiciones familiares y económicas de vulnerabilidad y que hace que se aplique un freno de 2 años el desalojo y estos podrán acceder al alquiler social de estos pisos.

Participarán gran parte de la banca que en conjunto llegarían a los 6.000 inmuebles al fondo social de vivienda que ha creado el Gobierno español tendiente a favorecer a familias desahuciadas,y que reúnan ciertas condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.

Algo que el Gobierno ha decidido es que las entidades no se vean forzadas a ser parte de esto, una vez que decidan ser parte deberán iniciar un parque propio de inmuebles que estén en su precio por debajo de los 100.000€ y cuyos pisos son los que no serán traspasados al banco malo, deberán tener condiciones aceptables de habitabilidad y ponerlos en alquiler dentro de su red.

Condiciones de vulnerabilidad a cumplir por las familias:

-Similares condiciones para verse favoredidas para una moratoria de 2 años del proceso de ejecuciones hipotecarias.
-Familias numerosas
-Familias monoparentales con 2 hijos al cargo
-Las familias con un menor de 3 años a cargo
-Familia que posea un miembro en situación de dependencia, incapacitado para trabajar o que posea una discapacidad superior al 33%
-Familias cuyo deudor hipotecario quede en el paro y ha agotado su prestación
-Familias que tengan a víctimas de violencia de género.
-La unidad familiar debe presentar ingresos por debajo en hasta 3 veces el Indicador Público de Rentas (IPREM), (1.597€) por mes o un ingreso anual de (19.164€)
-La carga hipotecaria presente un crecimiento de hasta 1,5 veces contando desde 2008
-La cuota mensual sea superior al 50% de los ingresos.

Al presentar estas condiciones se debe certificar que se cumple,alguno de los datos como el de la moratoria, alcanzaría a unas 120.000 familias si estas logran cumplir los requisitos podría alcanzar a este número de familias.

Pero solamente podrán verse beneficiadas a estas viviendas del fondo social, las familias que, cumplan dichos requisitos, y sufireran de un desalojo de la única vivienda debiendo ser tras el 1 de Enero de 2008. Si todo esto está como debe entoncés sí se beneficiarán de un contrato de alquiler de entre 150€ y 400€ por mes, existiendo de tope el 30% de la renta neta de la familia favorecida cuyo contrato de alquiler será por 2 años, aunque podrá prorrogarse 2 años más, el contrato de alquiler el banco podrá cancelarlo previamente en caso que vea que la familia está superando la vulnerabilidad por la que ingresaron.

Pude que no todas las familias estén de acuerdo ya que por algún mínimo motivo quedan fuera de este beneficio en especial cuando una comisión se encargará en la misma estará formada por las administraciones públicas, las municipales, y rganizaciones no gubernamentales.

Imagen: http://latrastiendademerida.blogspot.com.ar

Publicidad