Publicidad

Sector Perfumería, un crecimiento exponencial de firmas internacionales

El sector de la perfumería, según datos de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), en 2015 creció un 1,5%, por primera vez desde que comenzara la crisis. Es un área que, tradicionalmente, se ha ligado al lujo porque sus productos no son bienes de primera necesidad. Por fortuna esta concepción se está cambiando y nuevas tendencias se están vislumbrando en la forma de vender , como el auge de los sitios online; por ejemplo podemos encontrar colonias Bvlgari en Perffumes.com, una plataforma donde se puede comprar de forma segura, a buen precio y teniendo el producto en 24 horas – y, en algunos casos, sin tener siquiera que pagar los costes de envío -.

La democratización de internet y la proliferación de las tiendas online, han permitido que muchas marcas puedan estar más accesibles. No sólo firmas exclusivas, internet también ha impulsado el crecimiento de marcas más pequeñas, tanto internacionales como nacionales.

Naturalmente, la venta de perfumes online se tiene que ver bajo el prisma de la distribución. Desde una pantalla no se puede sentir el olor, sin embargo, hay muchas firmas que deciden hacer pequeños córners o stands en grandes almacenes o lugares muy frecuentados por su público objetivo con el fin de darse a conocer para luego, posteriormente, vender online. De esta forma, internet se convierte para ellos en un gran escaparate, un catálogo de las fragancias que ya, previamente, el cliente potencial ha probado.

Además, estrategias de marketing de la gran distribución a la que se suman portales y pequeños comercios hacen que las cifras de ventas aumenten, como en las campañas de Navidad o el Black Friday que, de un día, ha pasado a ser a una semana entera dando una gran visibilidad, además, a marcas internacionales, sobre todo americanas, pero, también, japonesas.

Según Stanpa, en el primer semestre del 2016 el sector creció un 2,8%. Seguramente 2016 haya cerrado con datos más altos que el anterior y 2017 será el escenario de la consolidación definitiva.

Los perfumes y las fragancias son y serán siempre un buen regalo para hacer por cumpleaños, Navidad o como agradecimiento, y, aunque sea algo muy personal, pensando en el carácter y en el estilo de vida de la persona que lo va a recibir, se puede hacer una compra que encaje perfectamente con sus gustos.

Porque un olor evoca un recuerdo, de tiempos pasados, – mejores o peores-, una emoción. Resulta casi milagroso que se consiga guardar en un recipiente una sensación, un sentimiento.

El año pasado, la actriz Gwyneth Paltrow sacaba a la venta un perfume que definía como olor a invierno. Ciprés, vainilla, incienso y lavanda es la mezcla que, para ella, le evoca esos días fríos de chimenea y chocolate caliente. Pero existen otras fragancias que huelen a primavera, con aroma de azahar y que también se pueden encontrar en el mercado de los perfumes.

Recuerdos, sensaciones, ciudades, o, incluso, lugares y rincones específicos, son lo que están envolviendo algunas perfumerías de autor, un mercado de nicho que cada vez es más elegido por los amantes de los viajes a través de los olores y que no sorprenderá durante este 2017.

Publicidad