Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Qué es la Ley de Turismo de Bauzá?

La Ley de Turismo de Baleares que afecta a Islas Baleares o también llamada Ley de Turismo de Bauzá provoca polémicas aunque se remarque lo del turismo sostenible y la ecología en cuanto a los hoteles, pero saltan por ejemplo la reconocida asociación ecologista de Baleares, como es el Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza (GOB), que por cierto no es nada pequeña si se tiene en cuenta que regitra unos 7.500 socios por lo que su capacidad de hacerse escuchar es fuerte.

Uno de los puntos de la Ley es la parte en la que sus opositores interpretan la posibilidad de que los hoteleros puedan reconvertir sus establecimientos en viviendas y hasta si se les antoja llevar adelante proyectos para campos de golf aprovechándose del suelo rústico.

Esta Ley de Turismo de Baleares fue impulsada y aprobada por el Gobierno popular de José Ramón Bauzá, al valerse de la mayoría absoluta en el Parlamento, no es para nada pequeña la influencia en el porcentaje del sector ya que este significa para las islas un 44% del Producto Interior bruto (PIB) además de generar hasta el 31% del empleo local.

Para sus detractores es un libre paso a lo que llaman “pelotazos urbanísticos” y que no tardarán en verse los primeros efectos nocivos en lo medioambiental. Esto se debe a que se le da vía libre al empresario para que puedan reconvertir su establecimiento en un edificio de viviendas, y si lo precisan hasta tirarlo y construir otro, claro que antes deben presentar mediante documentos y estudios de análisis que lo respalden en cuanto a su inviabilidad turística y económica para su negocio.

También señalan que no solo serán reconversiones a viviendas, también entran la posibilidad de que pase de centro turístico a sanitario, comercial o deportiva. Reclaman que antes de que se señale como que hay que acreditar es el de tener claro cuales son los aspectos para declarar de tal manera el edifcio hotelero. Por lo que todo propietario que pretenda que su hotel, hostal, pensión, o hasta albergue sean viviendas residenciales no podrán hacerlo si el Ayuntamiento no les da luz verde además de que las viviendas en un 90% tienen que tener un mínimo de 90 metros cuadrados.

Otra de las excusas o justificantes será si el edificio resulta inservible, así como si las autoridades locales ven que existe alguna oportunidad para modificar el cambio. Algo que le reclaman a los impulsores de la ley, es que esta no sea clara en de qué va un elemento de hecho ni especifique condiciones para proclamar como obsoleto al hotel.

Por lo que esta norma en varias de sus condiciones son casi a libre interpretación y subjetivas de interpretarlas, esto hace que se reclame que el reglamento de la ley sea mas directo y específico.

Otra polémica y van es que el empresario deberá en cuyo caso a rehabilitar de forma total el establecimiento turístico, pagándole a la administración municipal que corresponda hasta un 5% del presupuesto de las obras de reforma a su vez servirá para que se lleven adelante inversiones en la zona del mismo su así fuera necesario.

También refleja que existen numerosos establecimientos hoteleros que pueden entrar en la categoría de “obsoletos”, prueba de la crisis es que desde 2007 ha empujado a que se dieran de baja 500 centros turísticos en Mallorca, esta es la isla más grande del archipiélago y que aún con cifras bajas en el turismo sigue siendo imprescindible los ingresos que generan pero existen hoteles abandonados y sin esta ley algunos fueron reconvertidos en viviendas.

No solo viviendas, también da lugar a campos de golf sobre suelo rústico, o si se quiere también un hotel de turismo rural y hasta de 5 estrellas, pero deben ofrecer hasta 450 plazas si es en Mallorca y 200 plazas por estar ubicados en las islas de Menorca, Ibiza o Formentera.

Fuente: Cincodias

Publicidad