Publicidad
Publicidad
Publicidad

Plan de ajuste Irlanda

Los planes de ajustes están de moda y son puestos en marcha por cada gobierno que se ve acuciado por presiones externas de los mercados financieros,  de los fondos especuladores, y de las entidades como el FMI.

Sin plan de ajuste no hay rescate tampoco. Los ciudadanos de cada país son los que deben de pagar las lamentables políticas y errados programas de crecimiento de cada uno de sus gobiernos. ¿Cómo? simple, sufriendo las altas tasas de paro, debiendo pagar más impuestos, con subidas del IVA en los precios y soportando falsas promesas de que son por el bien común y la única salida.

Lamentablemente Irlanda ha caído en este dominó de crisis y le ha tocado a su Gobierno solicitar un rescate, claro que como moneda de cambio tuvo que presentar suPlan de Recuperación Nacional o entendido de manera más simple suPlan de Ajuste de Irlanda” para los próximos 4 años.

Dicho plan, prevé una serie de recortes estimado en 3.000 millones de euros sobre las prestaciones sociales, además de un ahorro por 1.200 millones a partir de eliminar 24.750 puestos de funcionarios junto a una subida de forma generalizada de impuestos, menos el de sociedades y para 2014 el IVA se ubicará en el 23%.

A pesar de los dichos del primer ministro irlandés, Brian Cowen, de que el Plan es para recuperar la “confianza de la ciudadanía”, habrá que ver cuan creíble son las medidas y si este gobierno se mantiene. Además un 40% de lo que estipula el plan, son recortes por 15.000 millones de euros para reducir el déficit público en hasta el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2014.

Para ello, el Estado requiere de recaudar los siguientes 4 años 10.000 millones de euros a partir de la reducción del gasto público, además de 5.000 millones generados a partir de una reforma del régimen fiscal. En cuanto a su aplicación, dará inicio el próximo 7 de Diciembre en el Parlamento al presentarse los presupuestos generales de 2011, de aprobarse esto depende que Irlanda acceda al rescate financiero de parte de la UE y del FMI.

Bases del Plan de Ajuste de Irlanda:

-Impuestos: Los impuestos sobre la renta se retrotraerán a niveles de 2006, a la vez que, el Estado reducirá su gasto público a los de 2007. Con la excepción que el impuesto de sociedades no será modificado. Incremento del impuesto sobre el valor añadido (IVA), el 22% en 2013 y el 23% en 2014, ingresando a las arcas 620 millones de euros.

Con la novedad que se instalarán contadores de agua en los hogares, con el objetivo de implementar un nuevo impuesto antes de 2014.

Además de subir las tasas en el sector educativo, subiendo hasta 500€ las tasas universitarias y hasta 2.000€ anuales.

También se llevará a cabo una reforma de la fiscalidad de las plusvalías de capital, a través de lo que recaudarían 145 millones de euros. Respecto al IRPF, se eliminarán las exenciones fiscales, esto le generaría al estado ingresos por 665 millones de euros.

-Salarios: El salario mínimo interprofesional, sufrirá una reducción en 1€ hasta los 7,65.

Pensiones: No serán modificadas las “pensiones estatales” siempre que estas no pasen los 12.000€ anuales y los recientes jubilados cobrarán un 10% menos.

A la vez se subirá la edad de jubilación a 66 años en 2014, 67 años en 2021 y 68 años en 2028.

A partir de cada una de estas aplicaciones del Plan, se pretende reducir el déficit público hasta el 9,1% del PIB en 2011, sobre todo al finalizar 2010 con el 32% , debido a los 35.000 millones de euros que debió desembolsar el Gobierno irlandés para rescatar sus bancos.

Quedó atrás aquel reconocimiento hecho por el propio FMI, cuando luego del estallido de la crisis de 2001 en Argentina, reconocía que las medidas de ajuste exigidas agobiaron y presionaron más una economía ya debilitada. Parece que a la hora de buscar soluciones no hay ideas nuevas, sino viejas recetas que poco o nada de éxito han tenido.

Imagen: demujeramujer

Fuente: Cincodias

Publicidad
Comments are closed.