Publicidad
Publicidad
Publicidad

La oportunidad de invertir en materias primas

arroz.jpg 

La debilidad del dólar está llevando al petróleo a alcanzar máximos históricos semanalmente de forma casi sistemática y sin embargo el crudo está lejos de ser la materia prima estrella en los últimos tiempos. Las llamadas materias primas blandas, es decir, productos como el arroz, el maíz, el trigo o la soja también han experimentado importantes subidas en lo que va de año. De hecho, se puede incluso hablar de fuerte inflación de los productos agrícolas que acumulan en algunos casos revalorizaciones superiores al 100% en el último año. El caso más significativo es el del arroz, un artículo que incluso empieza a escasear hasta el punto que algunos de los principales productores mundiales han anunciado el recorte de sus exportaciones para poder abastecer su demanda nacional. Y es que el arroz es un alimento fundamental para cerca de 33 asiáticos como China, Tailandia o Vietman, por ejemplo.

Mariano Arenillas, de DWS Investments explica que existe una megatendencia en el incremento del precio de los alimentos. Según la compañía el crecimiento demográfico mundial, unido a un cambio en la alimentación de los países emergentes (consumen más carne) seguirá presionando al alza el coste los alimentos y, por lo tanto, de estas materias primas blandas que no sólo son un alimento en sí, sino que también sirven para producir otros ‘alimentos’ como carne.

Las materias primas cotizan en varios mercados del mundo, pero el principal es el de la Bolsa de Chicago. Para sacar partido de esta tendencia alcista en el precio de los alimentos existen principalmente dos fórmulas. En primer lugar se puede acudir directamente a estos mercados e invertir directamente en esas materias primas a través de bonos sobre esos artículos. Desde DWS cuentan con un el DWS Investment Comodity Fund que además de en estos artículos invierte en otras materias primas en el área energética y de materiales preciosos para reducir el riesgo y diversificar la inversión.

La segunda fórmula es algo más sofisticada y pasa por invertir en las empresas que operan en los sectores relacionados con la alimentación a todos los niveles. En este caso también la gestora DWS ofrece otro producto llamado Global Agribusiness en cuya cartera hay desde compañías biotecnológicas, de maquinaria agrícola, fertilizantes, piscifactorías… De esta forma no se cubren directamente las materias primas pero sí toda la industria que las rodea.

Compara tu fondo de inversión, Comparador de Fondos.

Publicidad
Comments are closed.